Johannesburgo.-El delantero Diego Forlán asumió con mesura la posibilidad de que Uruguay se alce con la Copa del Mundo en Sudáfrica-2010, tras su pase a semifinales venciendo a Ghana en el desempate por penales (4-2 tras 1-1), este viernes en Johannesburgo.

Interrogado si la celeste tiene "estampa de campeón", el goleador del Atlético de Madrid respondió: "No, hay que ir partido a partido, disfrutar lo que estamos logrando y respetando a los rivales".

Forlán previó que el encuentro con Holanda, el próximo martes en Ciudad del Cabo, "va a ser complicado", porque el equipo europeo "tiene grandes jugadores".

"Va a ser muy duro, pero hay que disfrutar lo que estamos viviendo que es increíble", subrayó.

El atacante elogió en particular el trabajo del arquero Fernando Muslera y los arietes Luis Suárez y Sebastián Abreu.

Muslera atajó dos penales, mientras que Suárez contuvo con la mano un cabezazo con dirección de gol resultando expulsado, y Abreu cobró picado el penalti que selló la clasificación a semifinales después de 40 años.

"La atajada de Luis fue increíble, nos salvó el partido", dijo, y justificó el riesgo que tomó el 'Loco' Abreu en su ejecución.

"Si lo ven y saben cómo lo patea él últimamente, sabes que está acostumbrado. Muchos sabíamos que podía llegar a patearlo, yo no quería ni pensarlo, quería que fuera gol. Ya lo hizo en Copa América, lo hizo en la final hace poco con el Botafogo (Brasil), nos tiene acostumbrados a eso", comentó.

BVC