San Luis Potosí.- El club argentino Estudiantes de La Plata sigue con la defensa de su título y sin mucho problema derrotó 1-0 al mexicano San Luis, en el partido de ida de octavos de final de la Copa Libertadores de América.

La única anotación de este partido fue obra de Leandro González, al minuto 25.

Con este resultado, el conjunto potosino está obligado a ganar por diferencia de dos goles para acceder a la siguiente fase, mientras a Estudiantes le basta el empate por cualquier marcador, en el duelo que se llevará a cabo el próximo martes.

Los milagros en algunos casos existen, en otros es muy complicado que sucedan y más aún cuando se trata de un equipo que arrastra semanas de mediocridad, un futbol que no ha definido un estilo y que se tuvo que ver las caras con el actual monarca de esta competencia.

Aunado a toda situación, San Luis tuvo que luchar contra un equipo argentino que arriesgó muy poco, sabía que sin seis de sus titulares no iba a ser tan fácil salir avante en esta visita, por lo que optó por apostar al contragolpe.

Los pupilos de Ignacio Ambriz intentaron aprovechar su condición de locales, pero sin los argumentos suficientes para demostrarlo sobre el terreno de juego y mucho menos en el marcador.

Un error en medio campo del uruguayo Juan Pablo Rodríguez le abrió las puertas al equipo de La Plata para terminar con el cero en la pizarra en un pase filtrado a Leandro González, quien por derecha le ganó la espalda a la defensa para definir con "fogonazo" impresionante y batir a Carlos Trejo, al minuto 25.

A tres minutos del final, Carlos Trejo mantuvo en la pelea a los mexicanos al atajar de manera excepcional un penal que ejecutó Gastón Fernández, para así irse al descanso con la desventaja de un gol.

Ambriz necesitaba cambiar a su equipo y buscó una mayor presencia en el área rival con el ingreso de Diego de la Torre, modificación que no tuvo ningún tipo de efecto.

Por su parte, los sudamericanos tomaban las cosas con calma, ellos buscaban un empate y tenían la victoria, por lo que fieles a su costumbre, se dedicaron a ensuciar el partido para perder el mayor tiempo posible, lo que provocó la expulsión del defensa Clemente Rodríguez, a falta de 22 minutos.

San Luis buscó sacar provecho de esta situación, sin embargo, nunca reflejó ese hombre más sobre la cancha y los minutos transcurrieron sin poder conseguir ese empate, que les habría dado alguna posibilidad para el duelo de vuelta, en el que están obligados a ganar por diferencia de dos goles para avanzar.

El arbitraje estuvo a cargo del venezolano Juan Soto, quien tuvo una actuación regular. Amonestó al argentino Alfredo Moreno (29), Diego Martínez (62), y a Ignacio Torres (79) por los de casa. Expulsó de doble amarilla a Clemente Rodríguez (68); mostró cartón preventivo a Leandro González (84) y Agustín Orión (94).

BVC