Paul Le Guen, el entrenador de Camerún, dijo este lunes que se encuentra "decepcionado" por el resultado, 0-1 ante Japón en el estreno de ambos en Sudáfrica-2010, y por la actitud de sus jugadores en el campo de juego de Bloemfontein.

"Estamos decepcionados por el resultado y por nuestra actitud, estuvimos tensos en la primera mitad", explicó Le Guen.

"De inmediato pensé que el que anotara el primer gol ganaría el partido" y Camerún no pudo "demostrar lo que podemos hacer".

Reconoció que los jugadores de la defensa se pararon mal en el gol japonés y evitó discutir con periodistas cameruneses disconformes con la posición de juego de Samuel Eto'o, un poco retrasado: "es la posición que elegí para él".

Le Guen dijo que la segunda mitad el equipo "jugó mejor y ahora hay que ganarle a Dinamarca".