La tragedia, un percance o un fracaso tras una mala tarde, les privó de alcanzar la gloria en su pasión: el toreo.

Es la historia de cuatro toreros que, por azares del destino, no lograron despuntar en la fiesta brava en su momento y este domingo regresan por méritos propios a la que será la vigésima y penúltima corrida de la Temporada Grande 2013-2014 en la Plaza México.

Juan José Padilla, Alfredo Gutiérrez, Fabián Barba y José Mauricio están unidos por el destino taurino. Cada uno de ellos ha vivido ya sea la dolorosa recuperación que precede a un percance o el frustrante olvido de las empresas; pero, con base en sus buenas actuaciones, actuarán en este festejo para enfrentar un encierro de la ganadería tlaxcalteca de La Soledad.

Padilla, quien sufrió una cornada que casi le cuesta la vida y en la que perdió un ojo, volvió a los ruedos para convertirse en un consentido de la afición de todo el mundo. Parches y banderas de pirata se ven dondequiera que el diestro jerezano se presenta y en respuesta hay una entrega absoluta; como en este serial, cuando después de cortar sendas orejas en la novena corrida salió a hombros junto a Rafael Ortega en su despedida.

Otro que ha sufrido de diferente manera el no poder torear, tras ser víctima del olvido de los empresarios durante mucho tiempo, es el diestro capitalino Alfredo Gutiérrez, quien está que no cree en nadie y sus triunfos consecutivos en tres campañas así lo avalan.

Su presencia en esta corrida está justificada luego de haber cortado merecida oreja en la quinta del serial. Su preparación ha sido intensa y no sale del campo bravo o de los viveros de Coyoacán, donde acostumbra ensayar toreo de salón.

Busqué la repetición en la temporada con paciencia y voluntad. Regreso con la consigna de abrir la puerta grande, pues de haber matado bien a mi primer toro en mi presentación estaríamos hablando de asegundar la salida en hombros, porque ir a la México no es cualquier cosa: es la plaza que da y quita , aseguró.

Por su parte, Fabián Barba tuvo una destacada actuación en la decimotercera de la campaña. Aunque no obtuvo triunfos, saludó en el tercio, dejando una buena impresión para avalar su presencia en esta corrida.

En cuanto al capitalino José Mauricio, quien inauguró el serial, ha intensificado su preparación de cara al compromiso. Mató un toro en La México a puerta cerrada el pasado martes y estuvo metido de lleno en el campo bravo mexicano.

Necesito pegar un palo. Quedé en deuda con la afición en mi presentación y voy con toda la ilusión de sacarme esa espina , afirmó.