En Dorados se encuentran en una etapa de sanación, de incertidumbre. El club sub campeón de la Liga de Ascenso aún lucha para reponerse de la final perdida ante La Piedad. Y por si eso no fuera suficiente, Francisco Ramírez, su entrenador, reveló que sufre por las lesiones de dos puntuales de su esquema: el colombiano Daley Mena y el capitán Cuauhtémoc Blanco.

A algunos días de distancia del trago amargo de perder el trofeo, Paco Ramírez explicó que se encuentran trabajando en lo físico en la pretemporada, pero también en lo mental y estratégico.

Estamos en un proceso de recuperación, porque llegar a la final y no ganarla pega. Me preocupa que jugadores importantes se queden al margen de la competencia, como Mena, que tiene una fisura en la tibia, eso me tiene con pendiente, al igual que la lesión de Cuauhtémoc, ahora estoy preocupado en el armado del equipo y con la misma expectativa del torneo anterior, de lograr trascender .

Además de que confía en que ambos elementos se recuperen, el entrenador del equipo de Sinaloa agregó que sin duda me hace falta un gran zaguero central, con liderazgo y personalidad de mando. La lesión de Mena me obliga a buscar a una persona con el mismo perfil, un velocista, matón .

Finalmente, Ramírez sentenció que a partir de enero el equipo buscará de nueva cuenta ser protagonista en ambos torneos. Igual que el torneo anterior, en el que le dimos prioridad a la Liga y la Copa se fue dando, llegó un momento en que logramos campeonar y se generó una dinámica importante para poder competir en la Liga, entonces vamos a trabajar con la misma seriedad los dos torneos , concluyó.

EISS