El beisbol es una razón más poderosa que el miedo en Culiacán. Sinaloa como sede de la Serie del Caribe tiene en el estadio de los Tomateros el epicentro donde los asistentes conviven para honrar su pasión al deporte pero en el perímetro del estadio, la inseguridad sigue registrando una de las cifras más altas del país.

Los 1,804 homicidios en la entidad durante el 2016 registrados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, no pudieron opacar la presencia de casi las dos terceras partes de la población de Culiacán 858,638 habitantes en el estadio durante la temporada regular de la Liga Mexicana del Pacífico.

Fue el equipo que mejor asistencia tuvo, por delante de los Naranjeros de Hermosillo, las Águilas de Mexicali que representan a México en esta edición de la Serie del Caribe y los Charros de Jalisco.

Sinaloa está bajo la lupa del Departamento de Estado de los Estados Unidos, que a través de su unidad de Pasaportes y viajes internacionales, lanzó una alerta de viaje a sus ciudadanos el pasado 8 de diciembre, documentó que en la entidad se cometen crímenes de violencia, homicidios, secuestros, robo de autos y asaltos a casas.

Una de las organizaciones criminales más poderosas de México está basada en Sinaloa y los índices de crímenes de violencia permanecen altos en muchas partes del estado , indica la página web de la dependencia.

En la calle Francisco Zarco, una de las principales que rodea al estadio, es una línea continua de negocios de comida, imagen que enmarca a uno de los recintos más sofisticados para el beisbol en Latinoamérica, para el cual se invirtieron alrededor de 400 millones de pesos.

Es un estadio fabuloso que no necesita nada que agregarle y que incluso tiene vestidores de grandes ligas, como los que tenemos, y hasta más bonitos que los que tienen varios estadios de la MLB , expresó el comisionado Rob Manfred, tras su visita de dos días a la Convención del Beisbol Profesional Mexicano en octubre de hace dos años.

De acuerdo con el Inegi, en Culiacán 71.9 % de la población mayor a los 18 años percibe insegura la ciudad. La capital de Sinaloa es el lugar 10 de 35 zonas metropolitanas consideradas las más inseguras del país.

Sumado a lo anterior, el consumo de alcohol en la calle, el consumo de drogas, los disparos frecuentes, los robos o asaltos frecuentes y la venta de droga son identificadas como las cinco principales conductas delictivas en la entidad.

En medio de este panorama se encuentra el estadio, ubicado en el centro de Culiacán y que recuerda lo arraigado del beisbol en la vida del culiacanense, algo que los define.

Sinaloa cuenta con tres equipos profesionales de beisbol que participan en la LMP, los Venados de Mazatlán, los Cañeros de Los Mochis y los Tomateros. Yesenia Torrecillas es periodista del diario El Debate uno de los medios más representativos de la región , y asegura que a los parques de pelota asisten preferentemente personas entre los 20 y 35 años de edad, quienes saben de la violenta realidad, pero aun así, son los que más acuden al estadio por la noche. El beisbol alienta a las familias a salir de casa.

El 2 de octubre del 2015 se hicieron realidad las palabras de Juan Manuel Ley López, ex presidente de Tomateros, dueño de los Tomateros y de Grupo Ley. Un hombre de negocios que dio espacio a sus inversiones a los Tomateros, con quienes vivió 10 campeonatos de la LMP.

Si no hay estadio nuevo, no hay beisbol, así de sencillo. Vamos a tener el parque más moderno de México, el que tiene más amenidades, y como dijo la oficina del Comisionado de Grandes Ligas que acaban de estar con nosotros: que es un parque de grandes ligas pero en pequeño , dijo el Chino Ley en una entrevista a Viva el Beisbol en junio del 2015.

En Sinaloa el beisbol es un semillero de peloteros, llena sus parques de pelota, invierte en sus estadios, exporta mexicanos a Grandes Ligas y es capaz de vencer el miedo para ir a ver un partido que significa pasión para ellos.