Edwin van der Sar se despide como el número uno, después de haber tomado la gloria y la derrota entre sus manos, durante 21 años de su carrera profesional como arquero.

En Old Trafford, bajo un arco que ha forjado figuras de guardametas como el danés Peter Schmeichel y el controversial francés Fabien Barthez, Van der Sar vivió sus últimos seis años como profesional.

En el futbol no hay recetas que te garanticen el éxito ni hay medidas para prevenir el fracaso , aseguró el estratega del Arsenal Gustavo Alfaro en el libro Hablemos de futbol y Van der Sar aceptó arriesgarse en 1990 cuando iniciaba con el Ajax en el máximo circuito.

A sus 34 años, sus cualidades -más grandes que su propia estatura de 1.97 metros-, como su serenidad, firmeza y destreza en las atajadas, lo llevaron a vestirse de rojo con el Manchester United.

En el 2008, después de romper el récord con el máximo número de juegos disputados por un Seleccionado Nacional holandés (130) y cinco coronas con el ManU anuncia que es momento de retirarse como internacional de Holanda. Para este 2011 se coronó campeón de la Liga Inglesa por cuarta vez y está seguro de que a sus 40 años es el mejor momento de retirarse y ha elegido la final del sábado en Wembley para decir adiós.