El Clásico que Monterrey y Tigres disputarán mañana carece de argumentos para ilusionarse con que será un duelo atractivo. El último lugar de los felinos en la tabla, la irregularidad de rayados desde la llegada de José Guadalupe Cruz como técnico y la ausencia de distintos futbolistas por lesión enmarcan el choque más atractivo para el norte del país que en esta ocasión llega con ambos clubes lejos de los primeros sitios del campeonato.

El plantel que dirige Ricardo Ferretti llegará al Tec de Monterrey como el peor equipo del Clausura 2014 en todos los aspectos. Un punto en la tabla general lo tiene en el fondo de la clasificación, siete goles en contra lo mantienen como el conjunto más goleado y una sola anotación, como la ofensiva más pobre del torneo.

A pesar de los números, y de estar lejos de los cinco puntos que ha sumado Monterrey, noveno de la competencia, Damián Álvarez buscó restarle presión al plantel felino y dijo: Los dos equipos han mostrado cierta dificultad, nos ha costado mucho el comienzo del torneo, en este partido es más la ambición y lo mental, ojalá podamos mostrar un buen futbol .

En frente, con Rayados, los 10 lugares de ventaja sobre Tigres en la clasificación no deberían ser vistos como garantía para el Clásico. Y es que desde que llegó el profe Cruz a relevar a Víctor Manuel Vucetich la irregularidad se ha apoderado de su equipo que bajo su mando registra 44% de productividad.

Dentro del vestidor del cuadro de La Pandilla saben que no deben pecar de excesos de confianza a pesar del flojo inicio de su rival. No significa nada (que sean últimos), sabemos del potencial que tiene, es un equipo peligroso y hay que tomarlo como tal, la idea es nosotros ganar, y tratar de hacer un buen partido , dijo José María Basanta, capitán de Monterrey.

Por si las estadísticas del equipo del Tuca y la irregularidad de los pupilos de José Cruz no fueran suficiente razón para no poder ilusionarse con el choque más esperado en el norte, la ausencia de futbolistas por distintas circunstancias puede desanimar a cualquiera. Por Rayados, Humberto Suazo, referente del ataque del equipo, estará ausente por lesión al igual que Hiram Mier. César Delgado podría unirse a ellos si no se recupera de una contractura muscular.

Ferretti no se queda atrás en este tema y no contará con Iván Estrada, quien se recupera de una lesión, mientras que José Rivas está suspendido tras ser expulsado ante Pumas y Lucas Lobos luce muy lejos del nivel que lo llevó a ser nombrado el mejor futbolista del torneo. Además, Tigres sufre la falta de un hombre de peso en el ataque desde la salida de Emanuel Villa, ya Alan Pulido, en esta campaña tras cuatro fechas, se ha ido en blanco.