Que la Selección Mexicana supere la fase de grupos no es sorpresa para nadie. En las 10 ediciones que se han celebrado de la Copa Oro, el Tri siempre ha avanzado a la segunda ronda, aunque es una instancia en la que de manera sorpresiva ha caído en el 40% de sus participaciones, una cifra que buscará aumentar Guatemala, su rival en los cuartos de final.

Si bien el torneo que reúne a los mejores combinados de la Concacaf tiene un diseño para que Estados Unidos y el conjunto azteca se enfrenten en la final, en cuatro ocasiones los pronósticos han fallado y los verdes han sido eliminados en la segunda instancia.

En 2005, hace tres torneos, fue la última ocasión que el Tri cayó en los cuartos de final o segunda ronda. Hace seis años, cuando aún se jugaba el certamen con invitados de otra confederación, Colombia eliminó de manera sorpresiva a los verdes con un marcador de 2-1.

En las Copas de 2000 y 2002 fue el periodo más crítico del Tricolor en el torneo de la Concacaf, pues de manera consecutiva fue eliminado en la segunda ronda. Primero fue víctima de Canadá, que a la postre se alzaría con el título y después cayó en manos de otro invitado, Corea del Norte, que dejó fuera de la competencia a los verdes desde los 11 pasos.

Sin embargo, cuando la Selección ha superado la segunda ronda siempre ha disputado la final, donde ha conseguido cinco Copas para ser el conjunto más ganador del torneo. Por debajo del Tri, se encuentran Estados Unidos con cuatro coronas y Canadá tiene una estrella, gracias a su título del 2000.

El sábado los pupilos de José Manuel de la Torre saldrán a la cancha con el objetivo de superar la ronda que a través de la historia más trabajo les ha costado y, de paso, ampliar su dominio ante los chapines que cuando se han enfrentado a México tienen un récord de cuatro derrotas y sólo un empate.