Londres. El Manchester United, líder de la Premier League, no logró pasar del empate en casa ante el Everton (4-4) en la 35 jornada, con lo que su ventaja queda en tres puntos con respecto al Manchester City, que ganó 2-0 al Wolverhampton y lo descendió.

El City conocía ya el resultado de su vecino y sabía que el triunfo era clave para apurar sus opciones de ser campeón, y no falló ante el colista, al que hundió con tantos del argentino Sergio Agüero (minuto 27), tras un gran pase del francés Gael Clichy, y del también galo Samir Nasri (74).

El campeonato inglés relanza así el interés, ya que en ocho días se disputa el derbi City-United en el Etihad Stadium que se presenta crucial para la suerte de la carrera por el título.

En el empate 4-4 de Old Trafford, los tantos del United fueron obra de Wayne Rooney (41, 69), Danny Welbeck (57) y Nani (60) mientras que el Everton marcó gracias a Nikica Jelavic (33, 83), Marouane Fellaini (67) y Steven Pienaar (85).

Rooney, segundo de la tabla de goleadores, suma ya 26 y está a sólo uno del líder, el holandés del Arsenal Robin Van Persie (27), mientras que Agüero, con su gol en Wolverhampton, es tercero, con 22.

El United parecía tener la victoria en su mano ya que llegó a la recta final con una ventaja de 4-2 en el marcador, pero en los siete últimos minutos el Everton consiguió salvar un punto en Old Trafford y amargó la tarde a la hinchada local, que esperaba dar un paso más hacia el título.

Menos de dos semanas después de su tropiezo en Wigan (1-0), los Red Devils vuelven a dar síntomas de flaqueza.

"Recibir cuatro tantos en Old Trafford en un partido tan importante es algo que no llego ni a creer", afirmó su entrenador, el escocés Alex Ferguson, visiblemente contrariado por la falta de concentración de sus hombres.

El Everton, séptimo de la clasificación y que continúa luchando por clasificarse para la Europa League, consiguió su remontada final en apenas dos minutos, con los tantos de Jelavic (83) y Pienaar (85), el primero en un rechace tras un balón mal despejado por Jonny Evans y el segundo tras un soberbio centro de Fellaini, una de las figuras del partido.

El belga había conseguido el 3-2 provisional, acercando a su equipo, con una magnífica volea en el minuto 67.

Jelavic, atacante croata comprado a los Glasgow Rangers en enero, abrió el marcador en el minuto 33 y poco antes del descanso Rooney empató (1-1), tras un gran centro del portugués Nani (41).

El Manchester United parecía poner distancias marcando dos goles en tres minutos, primero con un tiro de Welbeck en el 57 desde 20 metros y luego con Nani (60), tras una preciosa triangulación con Michael Carrick y Welbeck.

En el 70, justo tras el gol de Fellaini, Rooney volvió a distanciar a los suyos (4-2), pero los dos zarpazos finales del Everton dejaron el partido en un llamativo 4-4, que no dejó nada satisfechos a los locales.