Nada es eterno en esta vida. En su momento tomaré la decisión de dar paso a los jóvenes, pues son muy buenos toreros, pero mientras yo me vista de luces, trataré de defender mi sitio de figura a capa y espada , comentó Eulalio López el Zotoluco a El Economista, de cara a la decimoquinta corrida de la Temporada Grande en la Plaza de Toros México, donde alternará con el diestro español Julián López el Juli y el aguascalentense Joselito Adame, para lidiar un encierro de Montecristo.

El diestro de Azcapotzalco tiene su tercera comparecencia en el inmueble de la colonia Nochebuena, luego de no triunfar en la primera y octava corridas del serial; sin embargo, se dijo emocionado y con deseos de que los toros embistan para dar una importante tarde de toros .

A estas alturas de mi vida como torero, es importante disfrutar de mi profesión y lograr que la gente disfrute conmigo. Las circunstancias de que no embistieran los toros o de yo no estuviera bien quedaron atrás y tengo una nueva oportunidad que quiero aprovechar al máximo , aseguró.

El diestro chintololo sabe que la preparación física y mental son fundamentales, pasa gran parte del tiempo en el campo bravo mexicano, ensaya toreo de salón y así, mantiene vigencia y ánimo en el gusto del público taurino.

El compromiso es grande. Mis alternantes son dos grandes toreros que, como yo, venimos a dar lo mejor y ojalá la corrida nos embista para poder armar un lío. Yo no sé cuánto tiempo estaré vigente, pero mientras lo haga, lo voy hacer con toda la dignidad, profesionalismo e ilusión a tope , finalizó.

Este domingo, a las 4:30 de la tarde, sonarán parches y metales. Eulalio López el Zotoluco saldrá a defender su sitio, pero en el camino están dos grandes del toreo, la primera figura mundial Julián López el Juli, y la joven figura al relevo en México, Joselito Adame, quien de acuerdo con sus últimas actuaciones, quiere adjudicarse ese título. Una tarde en la que el más beneficiado podría ser el público.