La selección paraguaya consiguió un triunfo justo ante Eslovaquia aunque el marcador 2-0 es un poco corto teniendo en cuenta que nunca fue amenazado por el conjunto rival y dominó casi todo el partido, dijo el domingo el entrenador Gerardo Martino.

Paraguay se impuso en un aburrido partido y quedó en lo más alto del Grupo F, extendiendo su gran inicio en la Copa del Mundo tras el empate 1-1 en el debut ante Italia.

"El partido lo ganamos bien, lo manejamos en casi toda su extensión. En el primer tiempo pudimos sacar una ventaja mayor", dijo Martino en rueda de prensa tras el encuentro.

"Deberíamos haber aprovechado la situación en un partido sin riesgos para marcar más goles", destacó el entrenador.

Paraguay manejó el balón durante buena parte del partido, aunque por algunos minutos mostró un repentino bajón en su rendimiento.

"En el primer tiempo le dije a (Nelson) Haedo Valdez y a (Roque) Santa Cruz que si se animaban a jugar más y a dividir menos el balón íbamos a acrecentar las dudas de Eslovaquia", explicó el argentino Martino.

"Fue una buena victoria ante un equipo que creó su situación más clara de gol a los 45 minutos del segundo tiempo", agregó.