Por más de 12 años, la influencia de José Luis Onofre se dejó ver en el equipo nacional de taekwondo que, bajo su mando, consiguió las únicas dos medallas de oro que México ha logrado en unos Juegos Olímpicos en la especialidad.

Mentor de personajes como Guillermo Pérez y María Espinoza, el profesor fue destituido en diciembre pasado y en su lugar fueron nombrados cuatro entrenadores que tendrán la misma jerarquía en un momento en el que este deporte necesita unión, pues poco antes de Londres 2012, María se separó del equipo para entrenar por su lado con el cubano Pedro Gato.

Hoy, la Federación Mexicana de Taekwondo (FMTKD) espera encontrar esa unidad que no se ha dado en años, primero por la división entre el grupo de Onofre y Reynaldo Salazar, padre de los medallistas olímpicos en Atenas Iridia y Óscar Salazar, y luego con la separación de Espinoza.

De hoy en adelante, todos los seleccionados nacionales estarán concentrados en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM) , destacó Juan Manuel López, presidente de la Federación Mexicana de la especialidad.

Con ello, se espera terminar con una serie de irregularidades que, según un integrante del equipo que entrenó Onofre y quien no quiso ser identificado por miedo a represalias, había antes en la Selección Nacional.

Había una marcada diferencia entre los que eran seleccionados olímpicos y los que no en la forma de entrenamiento, pero no sólo eso, sino que también a veces el profe le dejaba toda la responsabilidad al profe Gato y él nos entrenaba. Por eso María prefirió irse con él , dijo a El Economista.

Y fue precisamente Espinoza, la única taekwondoín que logró una medalla en los pasados Juegos Olímpicos de Londres, pese a que México acudió a la justa con equipo completo. Es por eso que hoy, la FMTKD busca llevar de nueva cuenta la disciplina a altos niveles como los que se han visto desde que fueron incluidos como disciplina olímpica en Sydney 2000.

A partir de este martes, la nueva era del taekwondo iniciará de la mano del coreano Young In Bang, el cubano Pedro Ignacio Gato y los entrenadores recién contratados Rosendo Alonso y Gülsah Kuscu, en la búsqueda de una mejor preparación física y técnica.

Para los taekwondoínes, volver a estar en grupo significará algo muy bueno: Me siento bien, contenta. Lo importante es que sigamos en los entrenamientos y que tengamos un buen año para el taekwondo, vienen compromisos importantes y queremos volver a ser campeones y darle más medallas a México , expresó la medallista de bronce en Londres 2012, María Espinoza.