El Chelsea, líder de la Liga Premier inglesa, perdió puntos apenas por tercera vez desde septiembre, al resignarse con un empate 1-1 en su visita a Burnley.

Por su parte, el Leicester siguió hundiéndose en una campaña en la que buscaba defender el título. Sufrió su quinta derrota consecutiva, esta vez por 2-0 ante Swansea.

Con el empate en la nevada Burnley, los Blues se perdieron la oportunidad de estirar a 12 puntos su ventaja en la cima respecto del Tottenham, que cayó la víspera por 2-0 en la cancha de Liverpool. Aunque Chelsea disfruta de una delantera de 10 unidades, ofreció uno de sus peores partidos desde los primeros disputados bajo el mando de Antonio Conte.

Desde el 24 de septiembre, cuando cayó 3-0 ante el Arsenal, Chelsea ha ganado todos sus partidos, salvo por una derrota de 2-0 sufrida ante el Tottenham el 4 de enero y un empate 1-1 en Liverpool el 31.

Se acabó la magia

Hace apenas nueve meses, Leicester encantó al mundo del fútbol al coronarse en la Premier, durante una campaña en la que las casas de apuestas le daban probabilidades de apenas 5,000 a uno.

Ahora, el club del centro de Inglaterra languidece en el puesto 17, un peldaño y un punto encima de la zona de descenso. En lo que va del 2017, Leicester no ha anotado un solo gol en la Liga.