Por segunda vez en el torneo, Simona Halep encaró puntos de partido en contra y sabía que un error la eliminaría del Abierto de Australia y probablemente le arrebataría el primer puesto del ranking mundial.

Por segunda ocasión en poco más de una semana, Halep se lanzó al ataque, en vez de jugársela a la segura. La tenista rumana de 26 años levantó dos puntos de partido y necesitó de 4 match points para derrotar por 6-3, 4-6 y 9-7 a Angelique Kerber en las semifinales en Melbourne Park.

Halep enfrentará en la final del sábado por la madrugada a Caroline Wozniacki, la segunda del ranking mundial, con la certeza de que una de las dos conquistará su primer título de Grand Slam. La ganadora también será la número uno del mundo cuando se publiquen los rankings la próxima semana. Wozniacki, que superó 6-3, 7-6 (2) a Elise Mertens en la primera semifinal, no ocupa el primer puesto del escalafón desde hace seis años.

Halep jugará su primera final de un major fuera de la arcilla de Roland Garros, donde perdió la final del Abierto de Francia el año pasado y en el 2014.

Para Wozniacki, se trata de su primera final de un Grand Slam fuera de Estados Unidos.