El astro Cristiano Ronaldo, con dos goles y un par de récords, llevó a Portugal a la clasificación para octavos de final, con un sufrido empate ante Hungría (3-3).

Con dos puntos en dos jornadas (empates ante Islandia y Austria), Portugal, una de las favoritas al título, necesitaba al menos empatar para disputar los octavos.

Y Cristiano Ronaldo, que había sido muy criticado después de no haber marcado en los dos primeros partidos, salió al rescate de la Selecçao, anotando dos goles para lograr un empate que clasifica a Portugal como tercera del grupo F y tendrá que jugar el sábado contra Croacia, en Lens.

Tres veces se adelantó la sorprendente Hungría en el marcador, con goles de Zoltan Gera (19) y Balazs Dzsudzsak (47, 55), y en tres ocasiones, los portugueses, al estar virtualmente eliminados, volvieron de entre los muertos para equilibrar el partido, con un gol de Nani (42) y dos dianas decisivas de Cristiano Ronaldo, en la segunda parte (50, 62).

El día en el que el delantero del Real Madrid se convertía en el jugador que ha disputado más partidos en Eurocopas (17), Cristiano batió también otro récord: ser el primer futbolista en marcar en cuatro ediciones del torneo continental.