París.-La boda de Alberto II de Mónaco y Charlene Wittstock, el sábado, obligó a cambiar el calendario del Comité Olímpico Internacional (COI), que retrasó un día la reunión de su comisión ejecutiva prevista en Durban donde se decide la sede de los Juegos de Invierno de 2018.

Programada en principio el domingo 3 de julio por la mañana, la reunión de quince dirigentes del ejecutivo del COI empezará el lunes 4 de junio por la tarde para dar a los miembros invitados a la boda en Mónaco, empezando por el presidente del COI Jacques Rogge, el tiempo de llegar a Sudáfrica.

En total, unos cincuenta miembros del COI de los 115 que estaban invitados confirmaron su presencia en la boda de Alberto II, uno de los miembros activos del COI desde 1985 y que incluso participó en pruebas de bobsleigh en los Juegos de Invierno.

El cambio de fechas dejará menos tiempo a las tres ciudades candidatas (Annecy, en Francia, Múnich, en Alemania y Pyeongchang, en Corea del Sur) para influir a los miembros del COI, que darán a conocer el nombre del ganador el próximo miércoles 6 de julio, como estaba previsto.

BVC