Múnich, Alemania.-El Bayern de Múnich, que tenía casi asegurado su pase a semifinales de la Liga de Campeones, tras haber ganado como visitante al Marsella en la ida de cuartos (2-0), selló su pase a la siguiente ronda al derrotar este martes en el Allianz Arena al equipo francés por 2-0.

Los dos goles alemanes fueron logrados por el croata Ivica Olic (minutos 13 y 37), que jugó como titular en lugar de Mario Gómez, al que el técnico del Bayern, Jupp Heynckes, le dio descanso, hasta que le dio entrada en el minuto 75.

El conjunto alemán tendrá como probable rival en semifinales al Real Madrid, que juega el miércoles el partido de vuelta de cuartos de final en su estadio del Santiago Bernabéu contra el Apoel de Nicosia, después de haberse impuesto con claridad en la ida en Chipre por 3-0.

El primer tanto, marcado por Olic, llegó en el minuto 13, tras una jugada personal del francés Franck Ribery por la derecha, que centró al área y el delantero balcánico sólo tuvo que empujar el balón a la red.

En el segundo, también inició la jugada Ribery, pero pasó el balón a la izquierda al australiano David Alaba, que centró al área para que fuera de nuevo Olic el que terminara la jugada a ocho minutos del descanso (37).

Debido al buen resultado obtenido en la ida, el entrenador del Bayern Múnich, Jupp Heynckes, dio descanso al holandés Arjen Robben y a su delantero Mario Gómez, que lleva once tantos en la competición.

Gómez entró en el terreno a falta de quince minutos para el final, en sustitución de Olic, pero el hispano-alemán no pudo marcar, por lo que se queda con once goles en la competición, a tres del argentino Leo Messi, que lleva catorce, tras marcar dos de penal este martes en el triunfo del Barcelona ante el Milan (3-1).

Por su parte, el técnico francés, Didier Deschamps, debido a partir con desventaja tras la derrota en la ida por 2-0, alineó de inicio un Marsella muy ofensivo, con Loic Rémy y el brasileño Brandao en punta.

En semifinales, el Bayern de Múnich tendrá un difícil rival en el Real Madrid, siempre que el equipo español confirme su pase el miércoles contra el Apoel, teniendo además el conjunto alemán la desventaja de que la ida (17 de abril) se disputará en su estadio y la vuelta será visitante (25 de abril).

El Bayern tiene una especial motivación esta temporada en alcanzar la final de la Liga de Campeones, que se disputará el 19 de mayo en su estadio del Allianz Arena.

BVC