La remodelación del circuito de Fórmula 1 de México, que regresa esta temporada al campeonato después de una ausencia de 23 años, está en un 40% y espera ser validada por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) hacia agosto, anunció la empresa encargada de diseñar el proyecto.

"Estamos aproximadamente en el 40% de la construcción del circuito y es difícil decir la fecha en que se termine, pero estimamos que sea a finales de julio o principios de agosto", dijo a la AFP Christian Epp, representante en América de la firma de ingeniería y arquitectura del alemán Herman Tilke.

Al término de una rueda de prensa para presentar los avances de las obras, Epp aseguró que las labores de reconstrucción del autódromo Hermanos Rodríguez, construido en 1962 para la primera competencia de Fórmula 1 ese año en Ciudad de México, va "viento en popa".

"La idea es que 90 días antes del Gran Premio de F1 estemos en condiciones de presentar a la FIA la obra (para que la valide para un primer certificado grado 1). Esto no implica que no se sigan los trabajos en algunos detalles", dijo el empresario.

Entre otras cosas, ya se demolió la antigua zona de "Pits" (boxes) del autódromo y se ha avanzado un 60% en la construcción de una nueva.

El Gran Premio de México se disputará del 30 de octubre al 1 de noviembre teniendo como alicientes una de las rectas más rápidas del campeonato y un público muy cercano a las pistas.

"La recta va a ser una de las más largas, va a haber rebases y la gente va a estar muy cerca", celebró el piloto mexicano Sergio "Checo" Pérez, presente en la rueda de prensa compartiendo su felicidad por competir en un Mundial en México.

Junto con su compañero de la escudería Force India, el alemán Nico Hülkenberg, Pérez se paseó por las obras antes de develar el cartel del circuito mexicano de "inspiración muralista", donde se ve un colorido monoplaza corriendo entre la gran pirámide de las ruinas mayas de Chichén Itzá, el palacio de Bellas Artes y la estatua del Angel de la Independencia.

"México va a ser la afición número uno", aventuró "Checo", que prometió dar "el 1,000 por 100" en el regreso de México al Mundial.

rarl