Atlético de Madrid, con un doblete decisivo de su estrella colombiana Radamel Falcao, conquistó la segunda Europa League de su historia, tras la primera del 2010, imponiéndose por 3-0 a Athletic de Bilbao, del argentino Marcelo Bielsa, ayer en Bucarest.

Como hace un año en la final de este torneo en Dublín, cuando marcó el triunfo de Oporto ante Sporting de Braga (1-0), Falcao volvió a ser la gran estrella del partido y se llevó, también por segundo año consecutivo, el título de máximo anotador del campeonato, con un total de 12 tantos.

El primer gol ya marcó el rumbo del partido, cuando recibió el balón escorado en el área y a la media vuelta sorprendió a todos con un tiro perfecto, que se coló por la escuadra en el minuto 7, mientras que en el 34 firmó el segundo, con un disparo también en el área tras un gran pase del turco Arda Turan.

El mediocampista brasileño Diego Ribas selló el triunfo a los 85 minutos tras una jugada personal dentro del área.

Con las dos conquistas de la final, el colombiano se consagró como máximo artillero del torneo por segunda temporada consecutiva. El año pasado, Falcao marcó 17 goles, récord para una competencia europea, para llevar al Porto portugués a levantar el trofeo.

Agradecer un momento así que pocos jugadores tienen la oportunidad de vivir, a todo el equipo, a mis compañeros, al cuerpo técnico , dijo Falcao a Telecinco.

Atlético, ahora dirigido por el argentino Diego Simeone, reconquista así el título que ganó hace dos años y logra su tercer trofeo europeo tras esa Europa League del 2010 y la Recopa europea que conquistó en 1962. La cuenta se elevaría a cuatro si se tiene en cuenta la Supercopa de Europa del 2010.

Para Athletic, décimo de la Liga española, esta derrota supone una nueva desilusión en la segunda vez que alcanzó la final de un torneo europeo, tras caer ante Juventus italiano en la de 1977, con lo que tendrá que centrarse ahora en la final de la Copa del Rey, el 25 de este mes ante FC Barcelona.

Me siento responsable: Bielsa

En tanto, el entrenador de Athletic de Bilbao, el argentino Marcelo Bielsa, afirmó tras la derrota que se siente responsable de lo ocurrido porque no supo guiar al equipo al triunfo.

Estoy decepcionado, no hicimos un partido bueno. Soy el responsable de la conducción del grupo, que no logró conseguir el objetivo que nos habíamos planteado y eso aumenta mi decepción. Mi cargo tiene que ver con la responsabilidad , afirmó El Loco Bielsa.

No defendimos bien, no fuimos claros para atacar , aseveró el estratega.