Arco encontró en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) un canal de arraigo en la idiosincrasia mexicana y una plataforma de exposición en América Latina, aún con las dificultades que la pandemia generó.

La primer temporada de Arco, marca de la empresa de refinación Marathon Petroleum Corporation, al frente de la (LMP) estuvo marcada por ser la más atípica en la historia del deporte. Entre otras situaciones, la liga sufrió la interrupción de 10 días en su calendario por brotes de covid-19 en los equipos y los estadios no tuvieron la presencia del público o la mantuvieron reducida. Una temporada antes, la LMP estableció récord de asistencia con más de 3 millones de aficionados, lo que representó un incremento del 18.65% con respecto a la temporada 2019-20, esto en parte por la adición de las plazas de Guasave y Monterrey.

Es por ello que la alianza con SKY resultó fundamental para extender su audiencia potencial a nivel nacional e internacional. En entrevista con El Economista, Leonardo Girón, director de Marketing para México de Marathon Petroleum y ARCO, explicó que el alcance de SKY se extendió además de en México a ocho países de Latinoamérica y a partir del 31 de enero también estará cubriendo la Serie del Caribe, donde participará el campeón de la temporada 2020-21 de la LMP.

Al mismo tiempo, “La aplicación que tiene la Liga Arco Mexicana del Pacífico para poder ver juegos en línea en el teléfono, en el ipad, en cualquier tableta, fue otro canal que logró y utilizó inteligentemente la liga para poder darle presencia a los juegos sin la necesidad de estar de manera presencial en el estadio”, señaló Girón.

—¿Qué argumentos les deja su primer temporada al frente de la LMP para saber si será rentable el patrocinio las próximas temporadas?

“Ha sido una experiencia muy positiva. Nos sentimos muy integrados a lo que es la idiosincrasia de México al ser partícipes de la Liga Arco Mexicana del Pacífico. La mayoría de nuestras estaciones de servicio se encuentran en todas las áreas donde juegan los equipos y para el consumidor ha sido bastante gratificante basado en el feedback que hemos estado recibiendo, al ver que una marca que ellos visitan a diario está apoyando el deporte nacional y local, eso sin incluir lo que estamos trabajando, sin poder dar muchos detalles, para desarrollar el beisbol infantil en México”.

—¿Qué les hacía falta en la forma en la que gestionaban sus patrocinios que esta temporada atípica les permitió darse cuenta?

“Fuimos uno de los pocos que, en lugar de recortar patrocinios por covid-19, más bien fuimos un paso adelante y logramos establecer esta alianza estratégica por 5 años. Logramos realmente catapultar la presencia de la liga a través de la alianza estratégica por Arco. En vez de decir qué nos faltó, diría que fuimos más allá de lo esperado para apoyar no solamente a la Liga Arco, sino, más importante aún, a las comunidades, al desarrollo del deporte en el país y con miras de colocar nuestro granito de arena en el desarrollo del beisbol infantil”.

—¿Cómo se preparan como marca para la temporada 2021-22 ante la incertidumbre que origina la pandemia?

“Gracias a esta situación hemos aprendido que ser flexibles, humildes y ágiles es el beneficio más importante que puedes tener en tu caja de herramientas de estrategias. Estamos planificando para lo mejor y esperemos que se logre pasar la página de la pandemia. Pero también estamos preparándonos, si esto continúa de esta manera. Tuvimos un excelente aprendizaje de las oportunidades que pudimos tomar en ambientes tan restringidos como los que estuvimos trabajando en esta temporada 2021, para tener esa segunda opción para la temporada 2021-22”.

Anteriormente, el nombre de la competencia estuvo patrocinado por Comex, Banorte, Potosinos Express y Caliente.mx, las primeras por cinco años entre 2004 y 2015, y las últimas por dos años cada una desde la temporada 2016-17.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx