Alemania, que sólo necesitaba un punto para lograr el objetivo, se clasificó para los cuartos de final de la Eurocopa-2012, con un triunfo en Lviv que eliminó a Dinamarca (2-1) y que le permite ser líder del sector B.

Lukas Podolski, que a sus 27 años cumplió en este duelo su partido 100 como internacional, lo celebró abriendo el marcador, tras recibir solo en el punto de penal (minuto 11), pero Michael Khron-Dehli igualó de cabeza en el 24 de cabeza en un saque de esquina.

Cuando los alemanes estaban amenazados porque un gol danés les dejaba fuera del torneo, Lars Bender apareció para inyectar tranquilidad con el 2-1 definitivo a 10 minutos del final.

El conjunto teutón se medirá a Grecia en la siguiente ronda