Sin importar el resultado del partido del lunes por la noche entre Clemson y Alabama por el campeonato del futbol americano colegial, se puede argumentar que ningún equipo en la historia ha tenido una mejor racha que el Crimson Tide bajo las órdenes del entrenador Nick Saban.

Si Alabama, número dos, vence a los Tigers, el primer puesto, para adjudicarse un cuarto título nacional en siete temporadas, el argumento sería irrefutable.

Después de la derrota de Alabama ante Mississippi durante la temporada, se habló de que la dinastía del Crimson Tide estaba en declive. Ahora, Alabama (13-1) se encuentra a una victoria de un logro sin precedentes.

El Crimson Tide puede ser apenas el tercer equipo que gana cuatro campeonatos en un periodo de 10 años durante la era de los sondeos del futbol americano colegial, que data de la creación de la encuesta de The Associated Press en 1936.

Notre Dame ganó cuatro en siete campañas de 1943-1949, pero el actual nivel de juego difícilmente se puede comparar con el de entonces. Esos Fighting Irish no jugaron tazones y nunca necesitaron más de nueve victorias para ser catalogados los mejores de la nación.

Miami ganó cuatro campeonatos en nueve campañas (1983-91), pero ninguno de esos equipos tuvo que sostener más de 12 partidos.

Los cuatro títulos de Alabama con Saban, que asumió el control en el 2007, se dieron en temporadas de al menos 13 juegos.

Es increíble , comentó el entrenador de Clemson, Dabo Swinney, durante la conferencia de prensa del domingo junto a Saban.

Swinney elogió tanto a su rival durante la sesión de media hora con los reporteros que el mismo Saban lució un poco incómodo.

El entrenador Saban, por lo que ha hecho, es uno de los máximos entrenadores de fútbol americano , afirmó Swinney.

Saban también obtuvo un título durante su periodo en LSU, con lo que suma cuatro en total. Sólo Bear Bryant, el ex entrenador de Alabama, tiene más con seis.

Éste es el primero que he disputado como entrenador, y él ya va por su quinto , agregó Swinney, que se encuentra en su octava temporada con Clemson. Es increíble , dijo.

Clemson tiene un campeonato nacional en su palmarés. Bajo las órdenes de Danny Ford, un entrenador oriundo de Alabama y que jugó con el Crimson Tide para Bryant, los Tigers ganaron el título en 1981 al derrotar al favorito Nebraska en el Orange Bowl.

Los Tigers regresan al máximo escenario, nuevamente guiados por un entrenador originario de Alabama y ex jugador del Crimson Tide. Swinney se crió cerca de Birmingham y jugó con Alabama cuando Gene Stallings era el entrenador a principios de la década de 1990.

Con Swinney, los Tigers han ganado al menos 10 partidos en cada una de sus últimas cinco temporadas, lo mismo que Alabama. Y Clemson tiene su propio reto histórico: si los Tigers se llevan el campeonato nacional, se convertirían en el primer equipo en registrar una campaña de 15-0.