Juan Carlos Osorio apareció al minuto 59 junto a Jesús Tecatito Corona a unos pasos del terreno de juego. El técnico del Tri tenía abrazado al delantero del Porto, a quien lo llenaba de instrucciones previo a su entrada al campo, no sin antes darle una palmada en la cabeza.

Siete minutos después el estratega del Tricolor sonrió discretamente, consciente que de su ajuste abrió el camino para que su equipo se impusiera 2-0 en San Pedro Sula y terminara con 22 años de sequía de victorias en territorio catracho.

El de ayer era un juego típico de eliminatoria en territorio hondureño: lleno de patadas, de carácter y miradas llenas de odio deportivo.

Fue tal la manera en que los locales se hicieron sentir que al minuto 38 una falta que Wilmer Crisanto cometió sobre Javier Aquino terminó fracturando al catracho Luis Garrido, luego de que el mexicano le cayera en la pierna accidentalmente.

Tras una primera parte llena de patadas y poco futbol, en el complemento, desde el área técnica, se gestó la segunda victoria de México en el cuadrangular de la Concacaf, que le permitió al Tri volver a ganar en Honduras tras 22 años, y en la sede de San Pedro Sula medio siglo después. Y es que tras ingresar al 60 al terreno de juego, al 66, Tecatito Corona abrió el marcador y enmudeció a la afición local.

La jugada inició con un balón parado que cobró México al área hondureña, misma que terminó en un rebote que tomó Corona, atacante que controló de inglesita pequeño toque con la suela del botín para hacerse un autopase y disparar a las redes sin dejar caer la pelota. Golazo que abrió el camino a la victoria.

Instantes después (69) volvió a aparecer Osorio en su área técnica, ahora sujetando a Jürgen Damm, quien apenas tenía 20 minutos jugados con el Tri y que escuchaba al estratega que volvió a sonreír de manera discreta, satisfecho de su segundo ajuste, luego de que el elemento de Tigres ganara una pelota al zaguero central que pecó de exceso de confianza, para entrar al área, fintar con una diagonal y enviar un disparo a las redes, definición que selló la victoria, permitió al Tri llegar a seis puntos en la eliminatoria y terminar con una larga sequía de triunfos en Honduras.

En otro resultado, Guatemala venció 4-0 a San Vicente.