Joselito Adame partirá plaza dentro de la quinta corrida de la Temporada Grande en la Plaza México. Enrique Ponce, Fabián Barba y Pablo Aguado, quien confirma su alternativa, serán sus alternantes ante un encierro de Reyes Huerta, festejo en donde el torero aguascalentense pretende entrar de lleno en el gusto de la gente y dar un golpe de autoridad.

“Siempre he sido un torero fiel a mi concepto y a rivalizar en busca de las palmas, a competir dentro del ruedo en todos aspectos, artístico, gusto de la gente y valor. En esta etapa busco que mi toreo le llegue a la gente, lo disfruto y vivo con mucha intensidad, con la responsabilidad que conlleva y más tratándose de un atractivo cartel en el que hay que poner toda la fuerza y pasión, mucha emoción”, aseguró a El Economista el ahora primera figura del toreo mexicano.

Con cerca de 20 años de carrera, pues inició como niño torero, y a poco más de una docena de cumplir las 500 corridas, Joselito integró a su equipo la experiencia de una figura consagrada como Eulalio López 'El Zotoluco'. “En esta profesión hay que tener una motivación distinta, son los mismos toreros los que te pueden abrir esas ventanas y el maestro abre esas alternativas para expresarme, ilusionarme y triunfar, por lo que estoy muy feliz”, dijo.

El ganado que se lidiará en este quinto festejo, de Reyes Huerta, es predilecto del torero nacido en ‘la tierra de la gente buena’ del que aseguró es un hierro muy del gusto de la afición y de los mismos toreros por lo que espera sea el de la suerte.

El diestro hidrocálido comentó que le gustaría “dar un tinte especial a mí corrida número 500, quizá y si Dios quiere, un tinte de aniversario pues estoy muy agradecido con lo que me ha tocado vivir. Tengo la sensibilidad a flor de piel por todo lo que se viene, por todo lo que está por acontecer y por las situaciones que me pasan caray”, remató.

kg