La pelea entre los pick ups de alto desempeño diseñados para actividades recreativas está al rojo vivo. Luego de la llegada del TRX a los mercados, Ford actualizó al Raptor, un modelo que nació para vivir la conducción y las demandantes condiciones de la carrera Baja 1000, para todo conductor dispuesto a pagar por tanta tecnología y desarrollo.

Nueva entrega 

Raptor está en su tercera generación y para llegar a esta punto, el departamento de desarrollo de Ford ha aprendido de la competencia y el mercado además de tomar en cuenta la opinión de los compradores. Ford detalló cada una de las mejoras que van desde estructurales hasta de equipamiento. Una de las más importantes tiene qué ver con el rediseño de la arquitectura de la suspensión trasera que ahora emplea cinco brazos. 

Con esta mejora, el fabricante apunta que se mejora el control en todo tipo de situaciones pero principalmente al circular por caminos difíciles con saltos y piedras. Y directamente ligada a la suspensión están los nuevos amortiguadores Fox Racing Shox que funcionan con la tecnología Live Valve que permite ajustar su dureza para controlar de mejor forma la masa y la distribución del peso al frenar, saltar, acelerar o tomar una curva. Cada una de las cuatro esquinas puede soportar más de 453 kilogramos de amortiguación.

Diseño mejorado 

Las formas generales no cambian sin embargo sus líneas se han adecuado para ponerla al día y mantenerla competente en el mercado. Ambas fascias fueron mejoradas, en la trasera para proteger las dos salidas del escape mientras que en la delantera sus formas se adecuaron para albergar las luces Rigid. Por lo que respecta al cofre, tiene un nuevo extractor de calor y ventilaciones laterales en las salpicaderas, inspiradas en las tomas del jet de combate F-22 Raptor.

Confort total 

El espacio y la amplitud de las superficies de contacto en todos los asientos es un detalle a remarcar; están pensados además para ofrecer la necesaria sujeción lateral y la suavidad necesaria para amortiguar los saltos al momento de brnicar una loma. 

El clúster digital es de 12” y se combina con la pantalla de la consola central, del mismo tamaño, desde la que se puede acceder al sistema SYNC 4 que responde en menor tiempo y puede llevar a cabo más funciones. 

Tiene Apple CarPlay y Android Auto inalámbricos, sistema de navegación, sonido B&O con 18 bocinas, Wi Fi hot spot con capacidad para 10 dispositivos así como sistemas de seguridad como Preservación de carril, 6 bolsas de aire, Co-Pilot 360, Asistencia de Pre-Colisión con freno de emergencia automático, entre otros.

Más poder 

El motor es un EcoBoost de 3.5 litros que desarrolla 450 caballos de fuerza y un par motor de 510 lb-pie. La transmisión es automática de 10 cambios. Entre sus capacidades están la carga de 635 kilogramos y un arrastre de hasta 3,719 kilogramos. 

marcos.martinez@eleconomista.mx