Veracruz se suma a la lista de entidades que despenalizan el aborto hasta la semana 12 de gestación; convirtiéndose en el cuarto estado en modificar su Código Penal para garantizar los derechos reproductivos de las mujeres y personas gestantes. 

La Ciudad de México (2007), Oaxaca (2019), Hidalgo (2021) ya han modificado también sus legislaciones locales para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo. 

Este avance es relevante considerando que Veracruz es uno de los estados más poblados del país; esto implica que más mujeres tendrán acceso a interrumpir sus embarazos de manera legal, segura y gratuita. 

De acuerdo con cifras del último censo poblacional en 2020 del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) son 4 millones 190,805 personas -que se identificaron como mujeres- las que constituyen la población objetivo que a partir de ahora, podrá acceder a estos derechos.

La interrupción voluntaria del embarazo es considerada por la ONU, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Comisión Nacional de Derechos Humanos como un asunto fundamental del derecho a la salud. Por tanto, un derecho humano básico y no negociable. 

Aunque en los 28 estados restantes el aborto no es legal todavía, ya son más las iniciativas de ley y discuciones en el Congreso para despenalizar el aborto. Es importante señalar que específicamente dos entidades, Guanajuato y Querétaro, tienen leyes locales que restringen casi en la totalidad el acceso a estos derechos reproductivos. 

El Código Penal de estas entidades permite la interrupción del embarazo sólo cuando es por violación o cuando se deriva de una imprudencia culposa.