La vacunación en contra del rotavirus tipo A (RVA) en México ha reducido sustancialmente las hospitalizaciones relacionadas con la diarrea infantil durante los últimos años en poblaciones socioeconómicas distintas de todo el país, concluyó un estudio recién publicado en el Boletín de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, pese a que México cuenta con una cobertura de vacunación entre 85 y 95%, eso no significa que la diarrea por este virus esté controlada, por lo que es necesario mantener un monitoreo constante y un sistema de vacunación con buena operatividad , dijo en entrevista Marcelino Esparza Aguilar, supervisor médico de la Secretaría de Salud (Ssa) y uno de los autores del estudio.

En el artículo titulado Hospitalizaciones vinculadas a la diarrea en niños antes y después de la aplicación de la vacuna monovalente contra el rotavirus en México , los siete autores evaluaron el efecto de la vacunación a escala nacional en contra del RVA en las hospitalizaciones vinculadas a la diarrea infantil en el país.

Encontraron que en los estados con nivel socioeconómico alto, intermedio y bajo, la cobertura de la vacuna en contra del rotavirus de tipo A de dos dosis había alcanzado entre los niños menores de cinco años 93, 86 y 71%, respectivamente, en el 2010.

A nivel nacional, la vacunación en contra del rotavirus de tipo A parece haber evitado unas 16,500 hospitalizaciones por diarrea infantil cada año del periodo de posvacuna , concluye el documento de la OMS. Para llegar a la conclusión, los investigadores recopilaron datos sobre niños menores de cinco años hospitalizados por diarrea en hospitales de la Ssa entre el 1 de enero del 2003 y el 31 de diciembre del 2011 a partir de los informes de altas hospitalarias mensuales.

elizabeth.ruiz@eleconomista.mx