Para nadie es un secreto que la cerveza artesanal en México vive un boom en cuanto a marcas, estilos, calidad y la experimentación constantemente con ingredientes, lúpulos y levaduras.

Ahora, Cerveza Fortuna de Guadalajara se aventura en la experimentación y lanza  Sake, la primer cerveza mexicana inspirada en la cultura japonesa.

“Para esta receta se utilizaron ingredientes como arroz, levadura y lúpulos japoneses, con los cuales se buscó recrear los sabores de la cultura japonesa a través de una cerveza única en su tipo”, señalan los productores.

Para Cerveza Fortuna, la cerveza se originó con el objetivo de lograr una receta en la que se pudiera unir el sake con la cerveza y el resultado no fue del todo bueno.

“Tras varias pruebas, se decidió mejor no realizarla, ya que su proceso de creación involucraba otro tipo de bacterias que no son compatibles con las de la cerveza y se corría el riesgo de sufrir una contaminación”, agregaron.

Pero el experimento no quedó ahí y entonces tomaron la decisión de solo crear una cerveza inspirada en el sake.

“Sake es de color dorado brillante, de espuma blanca y cuerpo medio bajo. Sus aromas son florales y en cuanto a sabor; a medio trago se percibe el amargor suave, seguido de sensaciones similares a las del sake. También se llegan a apreciar notas a madera, como si fuera una cerveza añejada en barricas de bourbon”,  explicaron.

La cerveza Sake marida con platillos de la gastronomía japonesa como el sushi, el ramen y el yakimeshi.

vgutierrez@eleconomista.com.mx