A través de la Coordinación Nacional de Protección Civil, este lunes 20 de enero se llevará a cabo el primer simulacro de sismo del año. Luego de las experiencias vividas en el 2017, este tipo de acciones preventivas ha cobrado mayor relevancia y sentido entre la población, por ello vale la pena tomar el evento de manera seria y con información.

Un simulacro es una representación de acciones de respuesta, previamente planeadas y montadas con un escenario específico, diseñado a partir de la identificación y análisis de riesgos. El objetivo es poner a prueba la capacidad de respuesta de la población involucrada.

Con ello podemos evaluar y corregir una respuesta eficaz ante posibles situaciones reales de emergencia o desastre, examinar qué tan seguro es el inmueble y sus alrededores, preparar acciones para mejorar las condiciones de seguridad, diseñar rutas de evacuación, y elegir el lugar donde se concentrarán las personas en caso de desastre. También nos permite enlistar las herramientas y materiales que se recomienda tener a la mano para la autoprotección y comunicación.

¿Quiénes pueden participar?

Las autoridades son las principales responsables de llevar a cabo las acciones, por ello participan dependencias y entidades de la administración pública federal, los sistemas de Protección Civil de los estados, sus municipios y las alcaldías de la Ciudad de México; sin embargo, todos somos parte de este ejercicio ciudadano.

Es una oportunidad única para que familias, grupos voluntarios, vecinales y organizaciones de la sociedad civil, microcomercios y empresas del sector privado se organicen. Además, participan medios de comunicación, centros de investigación y educación.

La titular de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, Myriam Urzúa Venegas, explicó que en la capital mexicana se instalarán cuatro escenarios con presencia de los cuerpos de rescate: Insurgentes y Reforma; zócalo; Eje Central y Flores Magón, y Cuauhtémoc y División del Norte. El C5 será el encargado de difundir el sonido de la Alerta Sísmica en los altavoces como si fuera un sismo real, aunque antes difundirán que se trata de simulacro.

Para este primer ejercicio del año, las autoridades recordaron que un simulacro no es un juego y de este ejercicio puede depender nuestra vida.

[email protected]