“Somos los primeros que entendemos que se reduzcan los apoyos (al cine) este año, somos los primeros que nos interesa que la salud sea la prioridad, porque sin salud no hay nada más. Bajo esa lógica, la comunidad cinematográfica también entiende que este año esa es la prioridad. Ya veremos cómo vienen las discusiones para el próximo”.

Fueron palabras de Cuauhtémoc Cárdenas Batel, vicepresidente del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), durante la presentación este jueves de la programación de la decimoctava edición del encuentro que se llevará a cabo de manera híbrida del 28 de octubre al 1 de noviembre, con la proyección inaugural de la versión restaurada de Amores Perros, en ocasión de su vigésimo aniversario, con la presencia física del director mexicano Alejandro González Iñárritu en la capital michoacana, donde además, como es una tradición, develará una butaca con su nombre y recibirá el Premio a la Excelencia.

Ahí mismo Cárdenas Batel agregó que “resistir ha sido parte de la esencia del cine mexicano. El gobierno ha dicho que los apoyos están asegurados y nos gustaría saber tal vez más a detalle de cómo se van a implementar esos apoyos a partir de la desaparición de los fideicomisos. Seguramente se presentará un plan alterno, no lo daría por descontado”.

Dijo que ahora mismo es menester trabajar en el crecimiento de los apoyos privados que permitan la construcción de una industria cada vez más sana en términos financieros, que permita que quien filme y presente al público su trabajo pueda generar recursos suficientes para seguir produciendo sin la necesidad de un porcentaje tan alto de apoyos desde el Estado. “Pero son cosas que se van construyendo de a poco”, remarcó.

Bajo esa compresión sobre la reducción de los apoyos, compartió Batel, este año el dinero público para el festival se redujo de siete a dos millones de pesos, mientras que el apoyo privado creció en algunos casos y decreció en otros, sin olvidar que, con este formato, el encuentro fílmico será más asequible en costos.

Por su parte, Daniela Michel, directora del encuentro, opinó que “ha habido un cambio sustancial, la situación económica ha sido más difícil, pero, afortunadamente, tanto el Imcine como el gobierno del estado de Michoacán y el ayuntamiento nos han continuado apoyando. Me siento conmovida por el apoyo de los patrocinadores; lo han sido por muchos años y ahí están. Lo más importante es la misión del festival, que es apoyar al cine mexicano, lo demás es una música de fondo divina”.

De la programación

Sobre la presencia González Iñárritu, Michel dijo: “ha mantenido siempre ese interés por México. De una forma muy generosa nos estará acompañando y también para él era motivo de una gran ilusión poder hacer un estreno en México de su versión restaurada de ‘Amores perros’, porque ha quedado fantástica; ha trabajado muchísimo en ella”.

Además de la presencia de González Iñárritu, en el FICM se apersonará el realizador Michel Franco, quien presentará la comentada y premiada cinta Nuevo orden, y lo propio hará de manera virtual el actor Matt Dillon, ahora en su faceta como director, con la presentación del documental El gran Fellove.

Durante los cinco días del festival se realizará al menos una función presencial de todas las cintas en competencia e invitadas, tanto en Cinépolis Morelia Centro como en Cinépolis Las Américas, en la capital michoacana. De igual manera, se llevarán a cabo funciones virtuales gratuitas de todas las cintas en competencia a través de Cinépolis Klic, Canal 22 y FilminLatino, según sea el caso.

La clausura del encuentro se llevará a cabo con la exhibición del trabajo El baile de los 41, del realizador David Pablos, filme que retoma aquel baile en la colonia Tabacalera del que participaron 42 hombres de la alta sociedad mexicana en la época porfiriana que resultaron arrestados por “maricones”, a decir de la prensa de la época, entre los que se encontraba el aristócrata Ignacio de la Torre y Mier, yerno Porfirio Díaz, estatus por el que fue excluido del reporte final.

En competencia participarán 11 trabajos para la Sección michoacana, 60 en Cortometraje mexicano, nueve en Documental mexicano y nueve más en Largometraje mexicano. Asimismo, por séptimo año consecutivo, el encuentro presentará la selección de Cortometraje mexicano en línea, compuesta por 40 títulos. Los cortos de ficción, documental y animación, así como el largo documental ganadores serán considerados para la nominación al Oscar.

En competencia de Largometraje mexicano:

• Amalgama, de Carlos Cuarón

• ¡Ánimo juventud!, de Carlos Armella

• Blanco de verano, de Rodrigo Ruiz Patterson

• La diosa del asfalto, de Julián Hernández

• Fauna, de Nicolás Pereda

• Fuego adentro, de Jesús Mario Lozano

• Ricochet, de Rodrigo Fiallega

• Sin señas particulares, de Fernanda Valadez

• Todo lo invisible, de Mariana Chenillo

Lo mejor de la cinematografía mundial:

• Ammonite, de Francis Lee

• Siberia, de Abel Ferrara

• The Trouble with Nature, de Illum Jacobi

• Te llevo conmigo, de Heidi Ewing

• Soy Greta, de Nathan Grossman

• The Truffle Hunters, de Michael Dweck y Gregory Kershaw

• Nomadland, de Chloé Zhao, ganadora del León de Oro en Venecia

Habrá además: el Foro de los Pueblos Indígenas, una selección de películas de la Semana de la Crítica del Festival de Cannes 2020, así como un programa especial dedicado al director mexicano Gilberto Martínez Solares, con la exhibición de las cintas Santo y Blue Demon contra los monstruos (1970) y una copia restaurada de Calabacitas tiernas (1949), y una exposición fotográfica.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx