Algunos recordarán la nave espacial Juno que fue lanzada el 5 de agosto del 2011, desde Cabo Cañaveral, Florida, con la meta de acercarse y estudiar a Júpiter, eso pasó hace mucho, pero tuvimos un recordatorio el año pasado cuando por fin llegó a la zona de estudio. Dentro de esta gran tecnología, también viajaba un pequeño artefacto, la JunoCam, que hoy nos da grandes posibilidades que incluso involucran a la sociedad en general.

La misión de la NASA completó el pasado 10 de julio un sobrevuelo sobre Júpiter y su Gran Mancha Roja, a unos 9,000 km de altura. Todos los instrumentos científicos de la nave y la cámara JunoCam estuvieron operando durante este sobrevuelo (el siguiente será en septiembre), recopilando multitud de datos que ahora llegan a la Tierra.

A diferencia de grandes cámaras que han volado en distintas misiones, que incluso podrían ser comparados con telescopios, esta pareciera una cámara convencional y de alguna manera lo es, si puede llamarse así a un sistema de 14 lentes de los cuales los cinco primeros se han construido con vidrio resistente a la radiación, para proteger al resto de la óptica.

Aun con características limitadas, la JunoCam de la NASA ha registrado una perspectiva única de Júpiter. En su paso tan cercano es cuando la cámara ha podido captar imágenes muy detalladas de las nubes, y es precisamente esa distancia tan corta la que compensa las escasas aptitudes de la JunoCam.

La JunoCam barrió el paisaje de horizonte a horizonte en bandas sucesivas que luego se ensamblarían para producir un panorama completo. En el momento de máxima aproximación cada pixel de la imagen cubrió unos 3 kilómetros de nubes, una resolución extraordinaria en un planeta cuyas tormentas pueden tener cientos o incluso miles de kilómetros de extensión.

La Gran Mancha Roja es una tormenta anticiclónica de unos 16,000 kilómetros de ancho que ha sido monitorizada desde 1830, aunque posiblemente lleva existiendo desde hace más de 350 años.

Sin embargo, hoy se espera que sean incluso los astrofotógrafos amateurs quienes hagan un seguimiento del planeta y escojan los lugares de interés para fijar la atención de la cámara pues la NASA ha generado un nuevo proyecto.

Las imágenes en bruto de la Gran Mancha Roja captada por Juno se acaban de publicar, pero además de la valiosa información que aportarán a los científicos, la agencia espacial estadounidense invitó a la población en general a descargarlas y actuar como un científico ciudadano.

A través de la liga https://www.missionjuno.swri.edu/junocam/processing/ los interesados pueden presentar los aspectos que consideren relevantes y compartirlos online.

Te invitamos a descargarlos, hacer tu propio procesamiento de imágenes y te animamos a subir tus creaciones para que podamos disfrutar y compartir. Los tipos de procesamiento de imágenes que nos gustaría ver van desde simplemente recortar una imagen hasta destacar una característica atmosférica en particular, además de añadir sus propias mejoras de color, crear collages y agregar reconstrucción avanzada de color , especifican los creadores del espacio.

Lo único que piden los especialistas es abstenerse de publicar cualquier imagen ofensiva, política o inapropiada, así como del uso directo de cualquier logotipo oficial de la misión de la NASA o Juno, ya que esto se podría confundir con lo que es oficialmente sancionado por la NASA y por el Proyecto Juno.

La creatividad y la curiosidad en el espíritu científico y la aventura de la exploración del espacio es muy entusiasta y esperamos ver a Júpiter no sólo a través de los ojos de JunoCam, sino también los suyos , expresa la invitación de la NASA.

nelly.toche@eleconomista.mx