En varios países latinoamericanos autoridades sanitarias y hasta el ejercito realizan campañas de fumigación en zonas de riesgo, buscando prevenir y eliminar la propagación del mosquito que transmite el virus Zika. El virus ha sido ligado a daños cerebrales que presentan miles de bebés en Brasil. De acuerdo con la OMS el virus se propagara en todos los países de América con excepción de Canadá y Chile.