El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en coordinación con el Centro Nacional de Huracanes de Miami, activaron este domingo "zona de prevención por efectos de tormenta tropical" desde Barra el Mezquital, Tamaulipas, hasta la frontera norte de Estados Unidos" ante el paso de la tormenta tropical Nicholas por el Golfo de México.

La Comisión Nacional del Agua detalló en un comunicado que se pronostica que la tormenta tropical provocará lluvias torrenciales en Guerrero y Oaxaca; y lluvias intensas en Tamaulipas, Veracruz, Tabasco y Chiapas durante la noche de este domingo y madrugada del lunes.

"La amplia circulación de la tormenta tropical Nicholas, frente a la costa central de Veracruz, interacción con una zona de baja presión con potencial para desarrollo ciclónico en el Océano Pacífico, localizada al sur de las costas de Oaxaca, asociada con la onda tropical número 29, mantendrán el temporal de lluvias sobre estados del centro, oriente, sur y sureste del país, incluido el Valle de México", explicó en su pronóstico meteorológico general, emitido a las 18:00 horas de este 12 de septiembre.

El SMN reportó que con el paso de Nicholas se estiman vientos con rachas de 60 a 70 km/h y oleaje de 2 a 3 metros en las costas de Tamaulipas y Veracruz, y rachas de 50 a 60 km/h y oleaje de 1 a 2 m en las costas de Campeche, Tabasco y Yucatán", detalló Conagua en un comunicado difundido la tarde de este domingo.

A las 16:30 horas del domingo, tiempo del centro de México, el centro de la tormenta tropical se localizaba a 260 kilómetros al este-sureste de la Pesca, Tamaulipas, con vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora, rachas de 85 kilómetros por hora y desplazamiento hacia el nor-noroeste a 22 kilómetros por hora.

En tanto, para la madrugada del lunes 13 de septiembre, el SMN prevé que el centro de la tormenta tropical Nicholas podría bordear la costa de Tamaulipas e intensificarse a Huracán.

El organismo advirtió que las precipitaciones previstas podrían generar deslaves, incremento en los niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas, por lo que se exhortó a la población a atender los avisos y seguir las indicaciones de las autoridades estatales, municipales y de Protección Civil.

kg