Una noche fui a un aburridísimo concierto al Espacio Escultórico, en la UNAM; no recuerdo quien tocó. Este lugar tiene grava en el piso, así que me dediqué a contar las piedras que me rodeaban. Gracias a Dios, mi primo Alfredo fue a sufrir conmigo.

De regreso, en su auto puso Paradise City del fabuloso disco Appetite for Destruction; cuando escuché los primeros acordes, sentí cómo la guitarra obligaba a que saliera el sol. Hoy me doy cuenta de que ese disco es exitoso porque es coherente. Paradise City no sólo tiene la letra, sino la música para ir a un lugar donde el pasto es verde y las morras están chulas.

Los tracks del casete siguieron avanzando y después me di cuenta de que era una recopilación que había hecho mi primo, quien se emocionó por mi gusto y al llegar a su casa me puso los videos...

¡Wow, qué imagen! Axl Rose de verdad es o era uno de los mejores frontman del rock. Su forma de cantar, cómo se vestía: el tipo se veía peligroso desde el principio. Slash, con sombrero de copa, chamarra de cierres y guitarra Les Paul desgastada en su sonido. Duff es super-cool; hasta que comencé a tocar me di cuenta de su indispensable labor dentro del grupo. Pero siendo un escuincle sólo podía apreciar su imagen; su nombre completo es Duff Rose McKagan; lo que me hacía preguntar si Axl y él eran hermanos (obvio no).

A riesgo de quemarme con la edad, en ese entonces no había Internet donde se pudiera buscar información. Para hacer mis investigaciones solía ir al Chopo vestido en licras o mayones con botas industriales y chamarra de cierres, para buscar casetes de conciertos o revistas.

Había poca información y era fácil crear el mito. Esto es lo que sabía de Axl:

Axl, de nombre original William Rose, llegó al mundo cuando su madre estaba cumpliendo 16 años. Su padre era un tipo carismático y peleonero que los abandonó en cuanto Axl cumplió dos años. En el 84 participó en una pelea en la que perdió la vida. Por cierto, este angelito abusó de su hijo antes de abandonarlo.

Su madre se volvió a casar y tomaron el apellido Bailey. Creció bajo un régimen religioso muy cerrado y cuando llegó a los 17 años, formó un grupo con Izzy Stradlin. En ese entonces cambió su nombre a Axl Rose, por su padre, y comenzó una vida de delincuencia, en la que pisó el fresco bote 20 veces por andar en las aguas o por robar.

Se fue a Los Ángeles con Izzy e hicieron Hollywood Rose. Por otro lado estaba un grupo llamado LA Guns, con Slash y Steven Adler. Cuando los grupos colapsaron decidieron unirse e invitar a Duff.

La vida de estos muchachos era divertida, peligrosa y caótica. Vivían de las strippers de Los Ángeles, bebían hasta desmayarse, se drogaban como nadie y de vez en cuando escribían canciones en las que hacían referencia a todo lo que les estaba pasando.

Geffen Records supo de esta banda llamada Guns N’Roses y los querían contratar, pero eran una apuesta peligrosa, pues alguno de sus integrantes podría morir con los excesos.

El resto es historia, los firmaron, sacaron un disco que funcionó un año después gracias a la choteada, pero siempre cantable en borrachera: Sweet Child O’ Mine . Ese disco completo es una joya. A mí me tocaron cuando estaban promocionando Use Your IIlusion I y II y los escuchaba enajenadamente mañana, tarde y noche.

Ellos me hacían sentir malo cuando necesitaba seguridad. A diferencia de Nirvana, que me hacían sentir enojado con todo, Guns era una banda que tenía verdad, me hacían sentir parte de algo. Si veía a un tipo con playera del grupo me daban ganas de conocerlo.

Retomando, el Spaghetti Incident me gustó obligadamente, pero la verdad, siempre regresaba al Lies, Illusions o al Appetite .

Tras su separación, sentí un vacío en la música. Me sentí defraudado con la versión que Axl presentó después. Al escuchar del regreso de la alineación original, me emocioné. Confieso que el adolescente de 12 años que abandonó el rap por escuchar a Guns N’ Roses despertó cuando leí que vienen en abril.

Lo primero que hice fue pensar en la frase: ? Do you know where the fuck you are? You are in the jungle, baby .