Ginebra.- Una fundación suiza presentó este jueves un cuadro, afirmando que se trata de una versión de la famosa Gioconda de Leonardo da Vinci anterior a la que se encuentra en el museo del Louvre, pero varios expertos juzgan poco probable que así sea.

"Pruebas históricas parecen indicar que Leonardo da Vinci dejó sin terminar un retrato anterior de Mona Lisa en el que está flanqueada por columnas", indicó en un comunicado la Fundación Mona Lisa, con sede en Zúrich.

El cuadro, llamado "Isleworth Mona Lisa", permaneció 40 años en un sótano. En 2003, fue adquirido por un consorcio privado que se mantiene en el anonimato.

Según la Fundación Mona Lisa, 35 años de investigación indican que el cuadro "fue pintado por Leonardo más o menos 10 años antes que su célebre hermana, expuesta en el Museo del Louvre" en París.

La Fundación también publica este jueves un libro de 320 páginas, titulado "Mona Lisa, la versión anterior", que reúne las pruebas que, según sus autores, demuestran que esta versión anterior ha sido pintada por el maestro italiano.

"Para mí, es la misma persona. Digitalicé la Mona Lisa del Louvre y transformé el retrato en foto", estimó Joe Mullins, un experto forense formado en el FBI. Mullins explicó cómo hizo "retroceder la edad" de la Mona Lisa del Louvre para intentar saber qué aspecto pudo tener 11 o 12 años antes.

Alessandro Vezzosi, director del museo Leonardo da Vinci en Vinci (Italia), calificó el cuadro de "importante trabajo artístico" y subrayó la "fascinante posibilidad" de que se trate, como afirma la fundación suiza, de dos retratos de Lisa del Giocondo en dos momentos distintos de su vida.

No obstante, varios expertos, como el historiador del arte Martin Kemp, de la Universidad de Oxford, dudan de que Leonardo da Vinci haya pintado una versión anterior de la Gioconda.

Para Kemp, el cuadro "traduce mal detalles sutiles del original, incluyendo el velo del modelo, su cabello, la capa translúcida de su vestido, la estructura de las manos. El paisaje carece de delicadeza atmosférica", agregó.

"La cabeza, al igual que en todas las demás copias, no capta el carácter esquivo del original", puntualizó.

Varios expertos más dijeron a la AFP que dudan de que se trate de una "versión anterior" de la Gioconda, pero se negaron a ser citados.

El Louvre también se negó a decir si pensaba que el cuadro presentado este jueves era una versión anterior del que se expone en este famoso museo parisino.

Kemp afirmó que se sabe que el cuadro que está en el Louvre tuvo cambios. No obstante, el cuadro presentado el jueves se basa en la última versión. "Por lo tanto, no precede a la pintura del Louvre", recalcó.

apr