La situación por la pandemia de Covid-19 está afectando gravemente a América Latina, aseguró Wu Hongying, jefa de asesores del presidente del Instituto de Relaciones Internacionales Contemporáneas de China (CICIR), aunque fue la última zona capturada por el coronavirus, desde que fue confirmado el primer paciente en el continente, el pasado 26 de febrero en Brasil, la pandemia se extendió rápidamente por toda la región.

Hasta hoy los 33 países de América Latina tienen presencia de Covid-19, la región reporta 700,000 casos confirmados y 40,000 muertes. Desde el punto de vista de la especialista se ha dado una respuesta rápida y positiva, sin embargo, advirtió que los países en desarrollo podrían convertirse en zonas de desastre en el futuro por sus condiciones.

“Se trata de regiones caracterizadas por una geopolítica compleja, turbulencias de largo plazo y una estructura económica frágil”, aunado a ello, la extensión de la enfermedad ocasionada por la ausencia de vacunas y medicamentos para combatirla, complican la situación.  

La exdirectora del Instituto de Estudios Latinoamericanos del CICIR agregó que el sistema de atención médica en las naciones en desarrollo es generalmente débil, y el nivel de atención es relativamente bajo. Los recursos y el personal en este sector son insuficientes, y los métodos de pruebas, simples y limitados.

Hongying explicó durante su participación en el Festival de Arte y Ciencia El Aleph, organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que la epidemia ha dado un fuerte golpe a la economía latinoamericana por cinco canales: comercio, inversión, cadena industrial global, precios de productos básicos y turismo.

Por último, destacó que esta epidemia nos recuerda que la sociedad humana pagará un alto costo por ignorar a la ciencia y por faltarle el respeto. “La ciencia es un árbitro confiable y guía para la toma de decisiones”.

Más casos para México

A este panorama se suma lo dicho por la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, quien anunció que se espera un aumento de casos de coronavirus en México y una aceleración en El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Detalló que la región se ha convertido en el epicentro de la pandemia, acumulando un 45% de los contagios reportados en todo el mundo, por lo que no es momento de flexibilizar las restricciones impuestas para controlar el virus.

Por su parte, Marcos Espinal, director de enfermedades transmisibles de la OPS, aseguró que la mayoría de los países de América Latina no están haciendo las pruebas suficientes para detectar el coronavirus, por lo que hizo un llamado a redoblar esfuerzos.

En contraste, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este martes durante su conferencia matutina que a seis días de que termine el periodo denominado Jornada Nacional de Sana Distancia, se tienen camas suficientes de hospitalización, de terapia intensiva, con médicos y equipos que no se tenían, “Se puede enfrentar la pandemia en una situación mejor, mucho mejor, y salvar más vidas”.

Aseguró que las decisiones que se tomaron a partir de las recomendaciones de los técnicos, médicos y científicos, ayudaron mucho. “Medalla de oro para el pueblo, medalla de plata a los médicos, a las enfermeras, que siguen ahí en el frente de batalla arriesgando sus vidas, son héroes, heroínas, todo el personal médico, y el bronce para los científicos.”.

[email protected]

kg