El proyecto en conjunto, federal y local, de construcción “Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura”, cuyo Plan Maestro fue anunciado el pasado domingo por la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, y la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, propone el traslado del actual Jardín Botánico, ubicado en la primera sección del bosque a la segunda, esto, a fin de “salvaguardar e incrementar la flora y fauna” del complejo.

Así lo reiteró la mañana de este jueves la Secretaría de Gobierno de la capital mexicana, encabezada por José Alfonso Suárez del Real, exsecretario de Cultura capitalino, a través de un comunicado en el que, además, ofreció algunas precisiones sobre el tema, dado que al menos esta parte del proyecto ha generado rechazo por parte de algunos sectores ciudadanos y de la comunidad cultural.

Si bien la dependencia confirmó que, efectivamente, el Pabellón Contemporáneo Mexicano se construirá en el mismo espacio donde ahora mismo se ubica el orquidario, en caso de ser viable, este se trasladará con anticipación. Precisó que la edificación “contempla una estructura ligera, respetando toda el área verde del jardín actual” y se prevé que su construcción dé inicio el próximo año.

“De esta forma, el Pabellón Contemporáneo Mexicano integraría y multiplicaría de manera natural la oferta cultural de la Primera Sección del Bosque de Chapultepec, al completar el circuito que conforman los museos de Antropología, Tamayo, Arte Moderno y el Castillo de Chapultepec”, explica el documento.

Durante la presentación del pasado domingo, la secretaria de Cultura federal explicó que una de las más de 12 propuestas concretas del proyecto es la construcción de un jardín etnobotánico en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec adonde tendría que trasladarse el orquidario. Este proyecto implicaría, además, la recuperación ecológica del Lago Menor; aunque los procedimientos todavía se evalúan en la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México.

“En ningún momento, y eso queremos que quede absolutamente claro, estamos quitando espacios verdes para poner espacios urbanos o de concreto. La idea es que conviva la naturaleza con la cultura tanto en los museos que se van a hacer como en el rescate de los existentes y de los sistemas ecológicos de este bosque”, explicó la jefa de Gobierno.