Antonio Zacruz se llenó de alegría cuando de la compañía de puppets Eureka le dijeron que daría vida al portentoso héroe enmascarado conocido como El magnífico; con su máscara dorada, capa, botitas y calzoncillos de algodón para la obra infantil de títeres, El Magnífico vs. el Mostro del Mal.

 

“Es una obra para niños, pero es para toda la familia. Toca el tema del bullying, la discriminación y la manipulación de los medios. Así que cada una de las personas se puede llevar un mensaje diferente, por ejemplo, de que el monstruo no es verdaderamente malo o que el personaje de la reportera (Regina), manipula para que la gente entre en pánico”, nos comenta Antonio.

 

La historia gira en torno a lo siguiente: Resulta que Zacazonapan City ha sido presa de los destrozos causados por un "horribilísimo ‘mostro’”, quien tiene aterrorizada a la ciudad. En este contexto, El magnífico entra al rescate para que este “mostro” pague por lo que sea que haya hecho y lo que tenga que pagar. A través de títeres se contará una historia sobre dos personajes que se esconden tras la máscara y la apariencia del malentendido, quienes están atrapados en la eterna lucha del bien contra el mal. 

 

“El ‘mostro’ ha sido culpado por todos los problemas de la ciudad. Si la ciudad se inunda, si alguien perdió al novio… etc., al menos eso es lo que dicen los medios. Cuando lo niños lo ven llegar se espantan, pero cuando escuchan la voz del monstruo se dan cuenta que es un ser bondadoso, que viene a la ciudad a conseguir sus metas y a superarse, pero nadie lo ha recibido bien”, nos dice Zacruz.

 

Para el actor que encarna a El magnífico, la obra le es atractiva en todos sentidos: “Desde el bullying hasta la cuestión de la identidad de género… y es que el personaje de Regina está pensado como una reportera trans. No se dice directamente, pero se deja sobre la mesa la información para que el público vea que es una reportera que tuvo que renunciar a muchas cosas y que ella no es feliz de esa manera, porque necesita decir las cosas tal cual son. Ya no quiere seguir en la manipulación.

 

“El tema de la inclusión me mueve mucho… la inclusión y la no discriminación. Los prejuicios son mucho más fuertes ya que personas que son tiernas y lindas, son juzgadas por una cuestión física, nos dejamos llevar por lo que dice la gente y no por lo que sabemos de primera fuente”, concluyó el actor.

 

El magnífico vs. el mostro del mal es una obra escrita por Miguel Ángel Cruz Ramírez, la producción es de Eureka Imagen y Liliana Sánchez Almanza, y la dirección de José Gabriel Jiménez Rendón. La obra es estelarizada por Mario Iván García Ortega, Antonio Zacruz, Lita César y Miguel Ángel Cruz Ramírez. Cabe destacar también la participación de Itzel Tapia como asesora de puppets y marionetas de sombras.

 

La puesta en escena se presenta en el teatro NH (Liverpool 155, colonia Juárez), los sábados y domingos a las 13:00 horas. Hasta el 23 de diciembre.