Al mismo tiempo DJ, rapera, activista política y artista plástica, M.I.A. bien podría ser considerada la voz MTV de los marginados. No fue casual que Danny Boyle la eligiera para el soundtrack de "Slumdog Millionaire": para las sensibilidades primermundistas, alguien que se atreve a cantar de vida arrabalera en los mejores clubs europeos merece ser escuchado.

Su nombre de escenario significa "Missing in Acton". Es un juego de palabras entre el término militar "Desaparecido en acción" y Acton, el barrio londinense en el que nació en 1975.

Clasificarla musicalmente es tan difícil como pronunciar su nombre real (diga varias veces Mathangi Arulpragasam sin equivocarse y tal vez consiga un beat parecido al de Paper Planes, uno de sus hits).

Hija de un revolucionario de Sri Lanka, creció a salto de mata entre Europa y el sur de Asia, entre el radicalismo de su familia y el hip hop de los barrios obreros ingleses. Todas esas experiencias moldearon su imaginario.

Arular, el seudónimo guerrillero de su padre, es también el título de su primer disco, publicado en 2005. La canción que lo abre, "Pull Up the People", parece hablar en primera persona de la experiencia de la guerra: "Cada pistola en la batalla es hijo o hija de alguien".

Hoy M.I.A. está en llamas. El videoclip de su sencillo "Born Free" fue prohibido en casi todo el mundo por su contenido violento. Es tan gráfico que You Tube lo censuró (hoy ya puede verse de nuevo en el sitio, pero es necesario estar registrado como un usuario mayor de edad).

El video puede verse sin restricciones en el sitio oficial de M.I.A. (www.miauk.com).

Dirigido por el artista francés Romain Gavras, "Born Free" es una potente puesta en escena de la persecución étnica. Militares que llevan la bandera de Estados Unidos en las hombreras entran a una casa para llevarse violentamente a un adolescente. Lo suben a un camión donde hay otra docena de muchachos. Todos son llevados a un terreno desértico que resulta ser un campo minado en el que los hacen correr. Muy claramente vemos la muerte de varios (uno estalla en una bola de sangre y tripas frente a la cámara, el más joven, apenas un niño, es asesinado de un balazo en la sien).

¿Por qué se les persigue? Por ser pelirrojos. Igual de absurdo que si fueran morenos o practicaran cierta religión o tuvieran alguna filiación política.

M.I.A. no ha dicho nada sobre la controversia, pero ni falta hace, la realidad ya se encargó de ponerlo en contexto.

El video fue estrenado la misma semana en que se anuncia la llamada ley antiinmigrante en Arizona, que permite que cualquiera con apariencia latina pueda ser detenido por la policía. Como suele ser, no importa que tan extremista quiera ser el arte, la realidad siempre lo supera.