“Alfredo López Austin (1936-2021). Och bi: ingresó al camino, inició su ruta... Con profunda tristeza, Martha Rosario Luján, sus hijos, nueras y nietos hacen de su conocimiento la culminación de la vida plena y fructífera de este hombre excepcional”, así lo informó la mañana de este viernes 15 de octubre de 2021 el arqueólogo Leonardo López Luján, su hijo, a través de Twitter.

Alfredo López Austin, un extraordinario historiador mexicano, que por más de 40 años fue investigador titular C de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM e investigador emérito desde junio de 2000.

Fue uno de los connotados estudiosos del México precolombino y formador de varias generaciones de mesoamericanistas. Es autor y coordinador de más de una treintena de libros, entre ellos, Juegos rituales aztecas (1967), Textos de medicina náhuatl (1971), Los mitos del tlacuache. Caminos de la mitología mesoamericana (1990) y Breve historia de la tradición religiosa mesoamericana (1999), entre otros.

Con "Juego de tiempos", historiador ganó el Premio Internacional de Ensayo Pedro Henríquez Ureña en 2017 y toda su trayectoria fue reconocida al otorgársele el Premio Nacional de Artes y Literatura 2020 en el campo de la Historia, Ciencias Sociales y Filosofía.

En mayo de 2019, el Consejo de la Crónica Hidalguense confirió la Medalla Fray Bernardino de Sahagún, a Alfredo López Austin y a su hijo Leonardo López Luján, por el trabajo que emprendieron juntos “que ha permitido develar las claves, el núcleo duro de la cultura y cosmovisión mesoamericanas”.

El 11 de octubre de 2018, cuando el historiador Alfredo López Austin dictó conferencia en la Cátedra Eduardo Matos Moctezuma de la Universidad de Harvard, Matos, el arqueólogo mexicano, su amigo y colega, lo definió como “uno de los investigadores más sólidos que tienen la historia y la antropología mexicanas”.

Aquella tarde, en un pletórico Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología, López Austin afirmaba que “La búsqueda del gran origen ha sido desde siempre una de las obsesiones que ha movilizado a la humanidad. ¿Qué fue primero, el tiempo que hizo nacer un día o el día que hizo nacer el tiempo?”

Este día, Leonardo lo despidió con estas palabras: “Ya su tonalli va de regreso al gran desierto chihuahuense, donde los médanos y los chamisos lo esperan. ¡Corre, corre sin parar, no te detengas!”

La velación será hoy en la Sala 6 de la sucursal Pedregal de la funeraria García López, ubicada en la Av. San Jerónimo 140, observando las medidas de sana distancia, informó López Luján.

Hasta siempre, doctor Alfredo López Austin.