El filme "Cesare deve morire", de los italianos Paolo y Vittorio Taviani, una adaptación de la obra "Julio César" de William Shakespeare por los reclusos del pabellón de alta seguridad de la cárcel romana de Rebibbia, ganó el sábado el Oso de Oro del 62 Festival de cine de Berlín.

Los hermanos Paolo y Vittorio Taviani, de 83 y 85 años de edad, dijeron que esta película documental es "el relato del descubrimiento del poder del arte por hombres que viven una tragedia, no sólo por los delitos que cometieron sino por lo dura que es la vida en la cárcel".