La emblemática pieza Alas de México , del escultor mexicano Jorge Marín, llegó hoy al Museo Long West Bund de la ciudad de Shanghai, China, como parte de su objetivo de estar al alcance de un público diverso.

La muestra, un par de alas de bronce hechas a escala humana, podrá ser apreciada hasta finales del mes de febrero de 2016, como parte de su itinerancia por Asia, la cual pretende continuar por Hong Kong y Corea.

NOTICIA: Obras de arte que bajan del pedestal

Alas de México , apoyada por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amecxid), el Consulado General de México en Shanghái y la iniciativa privada HENCO Logistics, busca cambiar la idea del público en general sobre la estaticidad de las piezas escultóricas en bronce.

De acuerdo con los promotores del artista, a lo largo de su carrera Marín ha logrado convertir el espacio público en un escenario para el diálogo y la reflexión, y con esta obra pretende ser el punto clave de intercambio y convergencia entre distintas culturas e idiosincrasias.

La pieza parte de las ideas de libertad e imaginación para crear una multiplicidad de discursos y lograr que la población mexicana y asiática se identifiquen con la obra.

NOTICIA: Nace la Crisálida de Felguérez

La muestra, que formó parte del espacio público de México, busca privilegiar a zonas geográficas fundamentales en el devenir histórico de la humanidad, como lo es en este caso particular Shanghai, China, indicaron.

mfh