Se encuentra en Chiapa de Corzo, en la pirámide de un dignatario. Científicos consideran los entierros con una antigüedad de 2,700 años.