No es un secreto que el maestro paisajista José María Velasco sea considerado uno de los artistas visuales que no nada más aportaron al enriquecimiento del arte mexicano, sino a la didáctica pública, al conocimiento de una nación y sus posibilidades contemplativas; que haya sido uno de los pocos con aptitud para perpetuar al óleo y en acuarela, desde lo alto de las colinas y montañas, el remanso de aquel valle de México que Carlos Fuentes enunció como la región más transparente del aire.

Y si bien no es un secreto, poco se sabe de su trascendencia, sin cambiarse de la trinchera del arte pictórico, en las ciencias exactas en nuestro país durante el siglo XIX, en especial, en la geología y la biología, toda vez que fue descendiente de una tradición familiar científica y un avezado alumno de la Real Academia de San Carlos; no por nada destacó por sus estudios en geología, en el Palacio de Minería, así como botánica y zoología. Prueba de ello fue su ingreso a la Sociedad Mexicana de Historia Natural, de la cual se convirtió en presidente en 1881.

Más tangibles aún son las nueve obras del maestro paisajista que la casa Morton Subastas someterá a puja el próximo miércoles como parte de su subasta de antigüedades. Destacan dos estudios botánicos: “Acacia” y “Flores”, elaborados con técnica mixta sobre cartoncillo en pequeños formatos, así como siete estudios de lápiz o grafito sobre papel que fueron preámbulos de obras del esplendor de la paisajística mexicana, entre ellas, vistas del Paso de Cortés, de los volcanes del valle y otras escenas de las afluentes, la vida botánica y orográfica de la región central del país, cuyos precios estimados van desde 50,000 pesos hasta 200,000 pesos.

“Su talento como paisajista radicó en la minuciosa encarnación de la luz y del aire que realizó, en la representación fiel del aspecto exterior de la materia y en la captación del mensaje poético de la naturaleza. Apuntes y bosquejos constituyeron pasos fundamentales para la creación de esta clase de obras”, enuncia el texto de presentación del catálogo de Morton.

Ahí mismo se indica que otro aspecto relevante en la vida artística de Velasco fue su interés por la representación naturalista de la flora, producto de una observación directa de las especies, lo que devino en importantes aportaciones para la investigación científica. Ese interés y la pericia para el arte permitió al oriundo de Temascalcingo, Estado de México, colaborar en fascículos de la revista Flora del Valle y a proponer, en 1882, la publicación de los catálogos Flora de los Alrededores de México y Flora Universal Iconográfica, mismas que, aunque no pudieron llegar a distribución, fueron motivo del infrecuente estudio iconográfico de José María Velasco sobre la botánica.

Además de las obras del llamado máximo exponente de la pintura académica de paisaje en México, destaca la exhibición y subasta del óleo sobre tela “Paisaje montañoso con río”, efectuado por el pintor austriaco August Löhr, quien viajó a nuestro país en 1890 para hacer de él su lugar de residencia definitivo y donde enriqueció el ejercicio artístico del paisaje y la arquitectura durante la transición de siglos. El precio estimado de la pieza, entre 350,000 pesos y 500,000 pesos.

Las obras mencionadas, entre muchas más, permanecen en exhibición hasta el día de la subasta en Monte Athos 179, Lomas de Chapultepec. Ahí mismo se efectuará la subasta en punto de las 6 de la tarde.

[email protected]