El cineasta Carlos Carrera está en el Festival de Cine de Cannes para presentar un adelanto de su película Ana, para conseguir fondos para la que será su primera película animada en 3-D y la más costosa.

El director que se hiciera célebre por el corto ganador del Oscar, "El héroe", una película de menos de cinco minutos que Carrera realizó con lápiz y papel, él solito y en su casa, dijo que atrás quedaron los trabajos de animación rústica, que ahora juega con la tecnología y en cancha reglamentaria.

Por otra parte, los estudios Ánima de Fernando de Fuentes Jr., y demás socios, estrenarán a finales del año también su primera película en 3-D, "Gaturno", una coproducción con los estudio Illusión de Argentina, y van a coproducir Kung Fu Magoo, con el estudio inglés Classic Media, el segundo estudio independiente más importante en el mundo, que contiene un portafolio de personajes que van desde "Godzilla", "El Llanero solitario", "Gasparín", "Ricky Ricón" y "Lassie", entre muchos otros.

"Kung Fu Magoo" será animada en 2-D y doblada al inglés y al español, y sus ventas abarcarán a todo el mundo. Será la primera película internacional de Ánima Estudios, empresa con sólo 7 años en el mercado.

Nuestro negocio es global, no está supeditado a la taquilla en México. El poner el país como indicador de éxito creo que es un poco engañoso. Para nosotros México es uno de tantos indicadores, pero no creo que sea el único , dijo el vicepresidente de Ánima Estudios, Carlos García de Letona.

A paso lento, pero seguro

En el 2007 la película animada de los hermanos Rodolfo y Gabriel Riva Palacio Alatriste, Una película de huevos, metió 4 millones de espectadores a los cines. Por primera vez en la historia de este país una película animada se imponía en la taquilla.

Igual de importante para el cine mexicanos es que el 2009 había en la cartelera nacional tres películas animadas de largometraje: "El agente 00P2", de Ánima Estudios y "Otra película de huevos y un pollo", de los hermanos Riva Palacio "Alatriste", y "Nikté" de Animex.

La animación mexicana está en pañales todavía. Hace 10 años nadie hacía películas de dibujos animados y los pocos animadores trabajaban en la clandestinidad y por puro gusto, en otras palabras, nadie vivía de hacer cómics en movimiento.

La primera película de Ánima Estudios fue Magos y gigantes, una película que se vendió en más de 90 países. Poco después estrenaron "Imaginum", con ventas en 120 naciones. Su película de largometraje más reciente es El agente 00P2, una película de 26 millones de pesos de presupuesto que recaudó en taquilla la misma cantidad.

Fueron los encargados de hacer la serie animada de El Chavo del Ocho para México y toda América Latina, y recientemente estrenaron la película animada AAA, sobre la lucha libre.

Durante varios años Ánima Estudios fueron los únicos en el negocio. Ahora comparte pantallas. Actualmente existen en el país, por lo menos dos estudios importantes , Animex en Puebla, con Ricardo Arniz a la cabeza, creador de "La leyenda de la Nahuala" y "Nikté", y Batallón 52 en Guadalajara, los realizadores de "Suertes, humores y otras historias", los cortos sobre el Bicentenario de la Independencia y centenario de la Revolución.

Batallón 52 fue creado para un proyecto, una secuencia de cortos y no buscan un retorno de inversión, a diferencia de nuestras películas. No demerito el esfuerzo, pero no los vemos como competencia. En lo que si nos estamos ayudando mutuamente es a generar una industria en donde todos tengamos acceso a talento capacitado, que aspira a vivir de esto, y ya no es un hobby como lo fue hace algunos años , explicó el empresario.

Marcan su distancia con La Academia

En la pasada entrega de la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográfica decidió declarar desierta la categoría de cine de animación, dándole la espalda a una incipiente industria que tiene menos de una década, y pasando por alto que por primera vez tres películas de animación competían en la cartelera, lo cual nunca había sucedido en la historia del cine mexicano.

Fue un desprecio muy feo , dijo Carlos García de Letona. No quiero polemizar más, pero eso es el sentimiento, no valoran el esfuerzo de muchísima gente que está tratando de levantar esta industria con muchísimo esfuerzo , agregó.

El empresario indicó, con mucha razón, que una para tener una industria de cine animado como en Estados Unidos, no sólo se requiere talento, se necesita tiempo y dinero.

Es relativo pero en parte tiene que ver con los presupuestos, para las películas que llegan de Estados Unidos, esas películas tiene presupuestos de 100 a 150 millones de pesos y tiene una historia de 70 años de experiencia , contó.

Nosotros hemos logrado algo de siete años para acá, con presupuestos que son 80 veces inferiores , declaró el entrevistado.

Para finalizar la polémica y evitarse desprecios inmerecidos, por lo menos la gente Ánima Estudios marcó su distancia con los miembros de la Academia: No es indispensable tener esa acreditación para seguir haciendo cosas y superándonos , explicó García de Letona.

No digo que estemos en donde queremos, pero hay avances , finalizó.

jbadillo@eleconomista.com.mx