Berlín. El joven realizador mexicano de origen salvadoreño, José Luis Valle, fue muy aplaudido el lunes al presentar su comedia negra Workers, la historia de dos personajes humildes que tienen trabajos absurdos en la ciudad de Tijuana y deciden vengarse de sus patrones.

Rafael, interpretado por Jesús Padilla, trabaja desde hace 30 años haciendo la limpieza en una fábrica de bombillas y sólo aspira a jubilarse, pero su jefe le dice que aún no ha cumplido los requisitos y debe esperar.

Lidia, encarnada por la actriz Susana Salazar, cuida también desde hace 30 años a una adinerada anciana que al morir le deja su fortuna a su perra Princesa. Quise reflexionar sobre el trabajo en nuestro tiempo a través de historias particulares que se vuelven como una panorámica.

Historias que tienen algo kafkiano. Quería contar pequeñas odiseas de héroes anónimos. Mis personajes son gente orillada. Sus maquinaciones absurdas, para vengarse, responden a algo instintivo , declaró José Luis Valle.

Dijo que había filmado su historia en Tijuana por la singularidad de esta ciudad, de la que me he enamorado. Además, quería filmar algo que no tuviera nada que ver con narcos ni la fama que tiene por su vecindad con Estados Unidos.

Las ideas para mis historias las saco a veces de notas marginales en los diarios o por andar de vago por ahí. La historia de un perro, Gunter III, al que le dejaron una fortuna, sucedió en Alemania. Lo leí en un periódico , expresó.

Llamé mi película Workers porque es un milagro que en Tijuana hablen español. No es un panfleto, ni un discurso político. El trabajo es una experiencia de vida y eso era lo que deseaba mostrar , añadió.

De su lado la actriz Susana Salazar dijo: Los mexicanos por cultura somos grandilocuentes. José Luis Valle tenía claro lo que quería de nosotros. Lidia, mi personaje, pierde un hijo. Se vuelve como indiferente a todo, pierde el sentido de la vida, se despersonaliza, se abandona, está perdida .

Valle contó que sus padres debieron salir de El Salvador a causa de la guerra, cuando él tenía un año, pero que se siente muy ligado a ese país, a su familia.

Tengo un nexo muy fuerte con El Salvador. Me interesa contar las historias loquísimas que ha vivido allá la gente, los que se fueron a causa de la guerra, historias de vidas absurdas , dijo.

Valle vivió mucho tiempo como ilegal en México, hasta que hace diez años logró naturalizarse y estudió cine en la UNAM.