París.- El ex diseñador de Dior, John Galliano, será juzgado esta semana por proferir insultos racistas a tres personas en un café parisino, denuncias que conmovieron al mundo de la moda y le costaron su empleo.

El abogado de Galliano, Aurelien Hamelle, dijo que estará presente en la audiencia el miércoles.

Se le acusa de "insultos públicos basados en el origen, la filiación religiosa, raza o etnicidad" y podría ser condenado a un máximo de seis meses de prisión y una multa de 22.500 euros (32.175 dólares). El veredicto se conocería más adelante.

Una pareja alega que el diseñador británico profirió insultos antisemitas contra ellos en febrero, y otra mujer denunció luego un hecho similar en octubre.

Galliano dijo que estaba "buscando ayuda" por sus deficiencias personales. Un análisis demostró que estaba borracho.