La cantante Sylvie Henry presentará este viernes Travesías, un espectáculo que ella misma define como vudú-jazz. Es una expresión de rebeldía y goce más allá de la magia , comenta.

Sylvie, nacida en Haití, explora las tendencias fusión que lo mismo van del blues al funk, que del reggae a la música francesa, pasando por los ritmos latinos contemporáneos.

Cuenta con una trayectoria de 20 años en la escena del jazz mexicano, donde busca rescatar y difundir sus raíces culturales. Actualmente se presenta junto al cuarteto Konbit, con el que ha grabado tres producciones discográficas (Haiti Cherie, Souvenir y Natura Observa).

Su talento le ha permitido estar dentro de los carteles del Festival de Jazz de la Ciudad de México, Cumbre Tajín y los festivales Ollin Kan y Caribeño en Veracruz y Cancún. A nivel internacional se ha presentado en Guatemala, Holanda y Nueva York.

Llegó a México a los 18 años, al finalizar la década de los 80, huyendo del clima de inestabilidad política y social que imperaba en Haití a la caída de la dictadura Duvalier. Ya nunca más se fue.

Originalmente vino a estudiar la carrera de agronomía, una profesión de familia , a pesar de que no sabía una palabra de español y casi nada del país que se convertiría en su nueva patria.

No se sabía más allá de lo que veíamos en la tele. Sin embargo, ahora representa un país que me ha dado la educación que tengo, que me permitió desarrollarme en lo que me gusta, la música, y que me abrió las puertas en muchos sentidos. Me dio una familia extra de la que tengo en Haití , dijo la cantante.

Un día, en la época de universidad, un amigo le regaló la biografía de Billie Holiday, una leyenda del jazz. Eso le cambió la vida.

Veo una chava con una historia que vivió en los años 20-30 en Estados Unidos, que sufrió violaciones, maltratos de su familia, pero es una luchona. Fue drogadicta, lo que tú quieras, pero allí está su obra, y de repente me siento identificada. Descubrí que había un mundo que se parecía al mío , comentó.

Durante su trayectoria ha estado en el terreno solista como al lado de cantantes y músicos como Emanuel Mora, Alberto Medina, IraidaNoriega, Guillermo González Phillips, Luis Miguel Costero, Paul Livingstony Pablo Salas, por citar algunos.

Ha sido cantante de la banda Antidopping y de los grupos de voces Cuicanitl y Ensamble de Danza Odissi de la India. En el proyecto personal de Sylvie Henry predomina el estilo world music, dentro del cual creó una especie de subgénero: el vodú-jazz, término que surge de la fusión del vudú haitiano con el jazz.

También ha realizado interpretaciones vocales para cine y teatro, entre las que figuran Un mundo raro, Por la libre, Mujeres en el encierro y El baile de San Juan, una película donde da vida a una actriz y cantante.

La siguiente escala de su viaje musical será este viernes 10 de junio en el Lunario del Auditorio Nacional a las 21:00 horas.

mfh