Londres. Harry Potter entró este jueves en la era digital con la presentación de una nueva página web lúdica e interactiva que a partir de octubre ofrecerá material inédito sobre las aventuras del joven mago y venderá en exclusiva las versiones electrónicas de los libros de la saga, escribió Marie-Pierre Ferey para AFP.

Su creadora, J.K. Rowling, anunció este jueves en una rueda de prensa en Londres los detalles de su anticipado proyecto, bautizado Pottermore (www.pottermore.com), y que desde hacía más de una semana había convertido internet en un hervidero de especulaciones.

Además de ser una tienda online, la página accesible gratuitamente es un libro y un juego para que pottermaniacos y curiosos puedan adentrarse virtualmente en el mundo de Harry Potter a través de textos, gráficos y vídeos.

Es una manera maravillosa de introducir a la generación digital a los libros , declaró la escritora de 45 años que ha vendido unos 450 millones de copias de los siete volúmenes de la saga en todo el mundo.

Personalmente me encantan los libros impresos, pero los libros electrónicos son maravillosos , agregó la mujer que gracias a esta lucrativa serie pasó de madre soltera que vivía de la asistencia social a multimillonaria.

La web Pottermore, creada por Rowling en asociación con el gigante japonés Sony, será el distribuidor exclusivo de los e-books y versiones digitales de los audiolibros de Harry Potter, que estarán disponibles a partir de octubre en cinco idiomas, incluidos el inglés y el español.

Estos serán sin embargo compatibles con todas las plataformas, incluidas el Kindle de Amazon y el iPad de Apple.

J.K. Rowling aprovechó la ocasión que le brindaba la presentación de este nuevo proyecto para reafirmar que no tiene planes de continuar la exitosa serie, aunque no descartó escribir un día la enciclopedia que los seguidores de Harry Potter reclaman desde hace años.

La madre de Harry Potter divulgará algunos textos inéditos en Pottermore, que abrirá al público en octubre, sobre los personajes y los escenarios de la saga que transcurre esencialmente en la escuela Hogwarts para aprendices de mago.

Tenía más de la mitad del material ya escrito , explicó, precisando que también había producido cosas nuevas para la nueva web, que por el momento sólo permitirá navegar por el primer libro de la saga, Harry Potter y la piedra filosofal. Los otros se irán añadiendo paulatinamente.

Quería devolver algo a los admiradores que siguieron a Harry Potter con tanta devoción a lo largo de los años , declaró J.K. Rowling, que considera muy difícil dejar atrás al carismático mago que considera casi como un ex novio .

Un millón de afortunados elegidos por concurso podrán acceder en primicia a la nueva web a partir del 31 de julio, el día del cumpleaños de Harry.

Un ejemplo a seguir

Jeffrey Trachtenberg y Paul Sonne escribieron en The Wall Street Journal que mientras que sus editores y las principales tiendas de libros en línea seguirán vendiendo sus libros físicos, Rowling se ha reservado para sí las ediciones digitales, el segmento de más rápido crecimiento en el mundo del libro.

La medida podría inspirar a otros autores, grandes y pequeños, a pronunciarse como agentes independientes. Rowling se negó durante años a la liberación de su libros en formato electrónico, conservando los derechos digitales para sí misma.

Muchos autores ya han entregado sus derechos digitales de sus editores (recientemente John Grisham).

Algunos autores pueden optar por renunciar a todos los medios tradicionales de publicación de libros y crear su propia librería, cosechando 100% de todo lo que venden.

La declaración de Rowling sobre la independencia de la venta se produce en un momento de crisis extrema en la edición de libros y la venta minorista en todo el mundo. La venta de libros electrónicos aumentó un 163% en EU, de acuerdo con la Asociación de Editores de Estados Unidos, pero la venta de libros de tapa dura para adultos disminuyeron en un 19%.

Hace cinco años, un autor como Rowling no hubiera tenido las herramientas necesarias para vender sus obras a nivel mundial por sí misma.

Rowling no está del todo dejando a un lado sus editores. Bloomsbury y Scholastic van a recibir una parte de las ventas de libros electrónicos. Es porque J.K. Rowling quería estar en una asociación con sus editores , dijo una portavoz de Bloomsbury.

La decisión de liberar a los libros de Potter digitalmente llega en un momento en que hay un aumento de la especulación acerca de los formatos físicos.